La Guardia Civil investiga a veintitrés personas por la celebración clandestina de peleas de gallos.