Las gasolineras ya notan la huelga en Portugal, pero sin colas

Imagen de una estación de servicio, este martes en la avenida de Elvas. :: /PAKOPÍ
Imagen de una estación de servicio, este martes en la avenida de Elvas. :: / PAKOPÍ

Estaciones de servicio como la de San Martín en Badajoz está pidiendo el doble de carburante de lo que es normal un día normal

EFE

Las gasolineras de Badajoz más cercanas a la frontera con Portugal, país que vive una huelga de transportistas de combustible, están registrando una mayor afluencia de vehículos. Sin embargo, todavía no hay esperas entre los clientes a la hora de repostar.

La normalidad impera en las estaciones de servicios situadas en las inmediaciones del área transfronteriza de Badajoz-Elvas (Portugal), tanto en la autovía A-5 como en el polígono industrial El Nevero, ubicado a escasos tres kilómetros de la frontera lusa. Aunque estas gasolineras han detectado un aumento de clientes procedentes del país vecino, según han apuntado encargados de las cinco estaciones de servicio extremeñas más cercanas a Portugal, en ellas no hay aglomeraciones de clientes.

Sólo una de estas gasolineras, conocida por ofrecer precios más bajos y que, por ello, suele tener mucho tráfico de vehículos, es la única que este martes ofrecía la imagen de no más de cuatro o cinco vehículos por cada línea de repostaje, muchos de ellos portugueses.

El encargado de esta Área de Servicio (San Martín), Luis Fuster, explicó que habitualmente casi el 80 por ciento de sus clientes son vecinos portugueses, cuya demanda desde el jueves de la semana pasada ha aumentado en casi un 50 por ciento, aunque sin aglomeraciones considerables. En cuanto a necesitar combustible extra para dar servicio a los clientes, Fuster afirmó que, con motivo de la huelga, descargan dos camiones cisterna al día, el doble que un día normal.

En otra gasolinera muy cercana la imagen refleja todo lo contrario, pues solo había un coche por cada máquina de repostaje, la mayoría con matricula de Portugal.

Garrafas

El empleado Juan Carretero coincidió que desde el pasado jueves se notó bastante la presencia de clientes del país vecino, pero también de españoles que van a pasar unos días de ocio a Portugal.

Asimismo, indicó que, además de los depósitos de los vehículos, también se han llenado garrafas, por lo que han necesitado pedir combustible extra.

Otra gasolinera ofrecía este martes una estampa de escasa actividad, aunque su dependienta, María José Córdoba, dijo que durante estos días han tenido casi más clientes portugueses que españoles.

«No se han formado largas colas puesto que la forma de pago es muy rápida y disponen de muchas líneas de suministro», apuntó.

En esta estación de servicio, una vecina lusa de Portalegre, ciudad ubicada a unos 70 kilómetros de Badajoz, afirmó que «en Portugal ya están agotadas algunas gasolineras».

«Algunas tienen gasolina pero son para vehículos oficiales de policía o bomberos», agregó.