Gallardo quita a Cabezas la presidencia del comité que analiza la memoria histórica

Cabezas y Gallardo el día que el primero se convirtió en diputado. / HOY
Cabezas y Gallardo el día que el primero se convirtió en diputado. / HOY

El nuevo diputado de Cultura no formará parte del órgano encargado de decidir qué vestigios debe borrar cada localidad

Rocío Romero
ROCÍO ROMEROBadajoz

Ricardo Cabezas, portavoz socialista en el Ayuntamiento, no tendrá un enfrentamiento directo con el alcalde, Francisco Fragoso, desde su escaño como diputado provincial a cuenta de la memoria histórica. Al menos, esa es la lectura que se desprende del cambio que ha promovido el presidente de la Diputación, Miguel Ángel Gallardo, este mes.

El encargado de presidir el comité de expertos de la memoria histórica era el diputado de Cultura, que hasta julio fue Cristina Núñez. Ella firmó las cartas enviadas a los ayuntamientos con las peticiones de modificación. Núñez cambió de dedicación para ser asesora de la delegada del Gobierno, Yolanda García-Seco. Al marcharse, Cabezas tomó posesión del escaño y desde principios de este mes es diputado de Cultura, Juventud y Bienestar Social.

Sin embargo, no estará al frente de ese comité. El día 2 de agosto, el Boletín Oficial de la Provincia publicó el decreto por el que Gallardo modifica la composición del comité. Seguirá teniendo cinco vocales, pero uno de ellos ostentará la presidencia. Elimina así esta responsabilidad al político.

El motivo que argumenta para realizar la modificación es que el diputado puede ralentizar «el normal desenvolvimiento de las funciones del comité» por «la índole de las numerosas responsabilidades» que tiene.

Por este motivo, el diputado de Cultura no actuará al frente del comité que ha peinado la provincia buscando vestigios franquistas, tanto de la Guerra Civil como de la dictadura. Como es sabido, los ayuntamientos tienen que atender sus requerimientos para seguir recibiendo subvenciones de la Diputación.

Casi toda la provincia ha ido atendiendo las disposiciones de los expertos, salvo Guadiana del Caudillo y Badajoz. Ambas han anunciado su interés de llevar a los juzgados las nuevas convocatorias de ayudas.

Si el alcalde de Guadiana del Caudillo, Antonio Pozo, diputado provincial y exintegrante del PP, polemiza con este asunto, el de Badajoz ha tomado una línea de discreción. Pero igualmente ha ignorado el plazo que le dio la Diputación para atender su interpretación de la memoria histórica.

Francisco Fragoso volverá a ser candidato del PP en Badajoz, una carrera en la que se enfrentará a Ricardo Cabezas. La campaña electoral comenzará tras el verano y este tema de la memoria histórica será uno de los más candentes por el contexto nacional y, también, por lo que ha implicado en el PP provincial, que Fragoso también preside.

Pero, sobre todo, porque Badajoz se niega atender los cambios que le pide la Diputación y, por tanto, debería dejar de percibir subvenciones provinciales o verse obligado a devolverlas. En tal caso, las dos instituciones polemizarán en plena campaña electoral. Pero ya no lo harán directamente los candidatos popular y socialista al Ayuntamiento pacense, dado que Ricardo Cabezas no preside la comisión.

En la carta que firmó la anterior presidenta de la comisión, le pide a Badajoz eliminar la avenida de Adolfo Díaz Ambrona y Villafranco. En total, exige 18 cambios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos