El TAC de la Fundación Amancio Ortega estará operativo en Badajoz la semana que viene

Imagen de un TAC antiguo del Hospital Universitario de Badajoz./HOY
Imagen de un TAC antiguo del Hospital Universitario de Badajoz. / HOY

Este equipo sirve para ver con exactitud los tumores y sustituirá al que se usaba hasta ahora en Radioterapia del Hospital Universitario

Natalia Reigadas
NATALIA REIGADASBadajoz

La semana que viene Badajoz estrenará uno de los equipos a cargo de la donación que hizo el empresario Amancio Ortega para luchar contra el cáncer. Se trata de un TAC (tomografía axial computerizada) que tiene como principal función sacar imágenes detalladas de los tumores y que sustituirá el equipo con el que contaba el Servicio de Radioterapia del Hospital Universitario.

Más información

Estos días, nueve pacientes de cáncer han tenido que trasladarse hasta Mérida cuando necesitaban realizarse un TAC. La causa ha sido que se está instalando el equipo nuevo. Los responsables necesitan unos días para montarlo y realizar pruebas. La semana que viene, según la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales, estará operativo.

«Este TAC es un simulador que está adscrito al Servicio de Radioterapia y sirve para el tratamiento preciso de los tumores mediante un escaneo de la imagen en el lugar exacto donde se encuentra dentro del cuerpo», explican desde Sanidad. Posteriormente la imagen se utiliza, en el acelerador lineal, para irradiar de forma precisa el tumor. Es decir, los expertos saben exactamente dónde está y qué tamaño tiene, por lo que pueden disparar con precisión.

Este tomógrafo no tiene nada que ver con los llamados TAC de rayos que hay en otros servicios. En el Hospital Universitario de Badajoz hay seis TAC, pero solo uno sirve para Radioterapia porque cuenta con un software concreto para captar con precisión los tumores. El resto, se usan como herramienta de diagnóstico en otras muchas disciplinas.

Este nuevo TAC será el primer equipo que estrene Badajoz a cargo de la donación de Amancio Ortega. No será el único, pero aún no hay fecha para que llegue un acelerador lineal (la máquina que sirve para radiar los tumores) que también se comprará con estos fondos.

A principios de 2017, Amancio Ortega, el sexto hombre más rico del mundo según la revista Forbes y el primer español de la lista, anunció que donaría más de 300 millones de euros a la lucha contra el cáncer. Su donación se concretó en los siguientes meses mediante convenios entre las comunidades autónomas y su fundación. En mayo de 2017 llegó el acuerdo con Extremadura que supuso 12,8 millones para la región.

El SES aún no ha comprado las cuatro máquinas de radioterapia porque el concurso está impugnado

El SES decidió invertir este dinero en tres lotes que sacó a concurso. El primero son tres TACs: el de Badajoz, que está en pruebas, uno para Plasencia que ya ha entrado en funcionamiento y otro que debe llegar en breve a Cáceres. El segundo paquete es un equipo de radioterapia intraquirúrgica, es decir, un tratamiento que se puede realizar dentro de los quirófanos y que funcionará en el nuevo Hospital Universitario cacereño.

El tercer lote es el más grande, el más esperado y el que más problemas ha causado. Se trata de cuatro aceleradores lineales que se repartirán entre Cáceres, Badajoz, Plasencia y Mérida. El SES sacó a concurso la compra de estos equipos, pero el proceso está parado. A nivel mundial solo hay dos empresas que fabriquen aparatos de radioterapia. Se trata de Versa y Elekta. La administración regional adjudicó la compra de los cuatro equipos nuevos a la primera, pero la segunda recurrió y la comisión jurídica le dio la razón. El contrato se adjudicó de forma provisional a Elekta, pero la otra volvió a protestar y continúa el proceso burocrático.

Actualmente en Badajoz hay dos aceleradores, uno nuevo que compró el SES (3,8 millones de euros) y que comenzó a funcionar en diciembre, y uno antiguo. El de Amancio Ortega servirá para sustituir este segundo que ha sufrido varias averías, porque está al final de su vida útil.

Temas

Ses, Badajoz