El Fuerte de San Cristóbal, la cuenta pendiente

El Fuerte de San Cristóbal también ha sufrido varios incendios este verano. Otros años las llamas incluso quemaron el vallado perimetral. Junto con la Alcazaba, es el monumento pacense más amenazado por el fuego, ya que también se encuentra en un cerro de difícil acceso, por lo que no se desbroza.

Hace dos años se inició una colaboración con un pastor cercano para que las cabras pastasen en los alrededores del fuerte y así limpiar el recinto de forma natural. Sin embargo los resultados son insuficientes. Se trata de un cerro grande y los fuegos siguen amenazándolo cada año.

Hay otros lugares históricos que han tenido problemas de limpieza. Es el caso del Revellín de San Roque que estuvo rodeado de maleza, pero que ya se desbroza regularmente. No ocurre lo mismo en el foso cercano a la Puerta de Palmas. Aquí los matorrales y los árboles están creciendo sin control.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos