Fragoso insiste en pedir una comisaría conjunta para calmar el Casco Antiguo

Fragoso, seguido del gerente de la FMD, Alberto Martínez, y el edil de Deportes, Juancho Pérez. / CASIMIRO
Fragoso, seguido del gerente de la FMD, Alberto Martínez, y el edil de Deportes, Juancho Pérez. / CASIMIRO

El alcalde anuncia una reunión con Yolanda García Seco para incrementar la presencia de los policías en las calles

Rocío Romero
ROCÍO ROMEROBadajoz

Una comisaría con agentes de Policía Local y de Policía Nacional. O bien en la antigua jefatura de la calle Montesinos o en la sede de la Nacional ubicada en la Plaza Alta. Un lugar donde ambos cuerpos colaboren en la seguridad del Casco Antiguo y tranquilicen a los vecinos.

Esa es la propuesta que vuelve a poner sobre la mesa el alcalde, Francisco Fragoso. Se comprometió a ello en campaña electoral y retoma la medida para calmar los ánimos. La semana pasada que siete asociaciones alertaron del repunte de la delincuencia en la zona histórica, mientras que la Delegación del Gobierno desmintió un aumento de los casos con datos. Aún así, el alcalde cree que existe una sensación de inseguridad subjetiva que las administraciones deben erradicar.

Fragoso emplaza a una próxima reunión de carácter técnico entre los responsables de ambos cuerpos para avanzar un acuerdo que después perfilarían a nivel político él mismo con la delegada del Gobierno, Yolanda García Seco. Estos encuentros aún no tienen fecha. Esta idea no es nueva, como se ha indicado antes, aunque no se ha avanzado en este sentido en los últimos meses.

Se trata de un compromiso electoral que adquirió tras las primeras quejas de los vecinos en marzo

Para el alcalde, la solución no está en abrir la jefatura de la Policía Local en la calle Montesinos más horas y durante los fines de semana. Considera que eso solo calma a los vecinos de esa misma calle. Aún así, recuerda que está esperando a que concluyan los procesos de formación de los nuevos agentes de la Policía Local para que puedan atender las instalaciones en horario de tarde. Actualmente solo lo hace por la mañana.

De todas formas, para el regidor hacen falta más rondas de patrulla por todo el barrio y asegura que estudiarán hacerlo. Aunque para él, la clave se encuentra en una mayor colaboración entre ambos cuerpos.

Además, el alcalde apunta a los datos distribuidos por la Delegación del Gobierno el viernes. Con ellos indicaban que no ha habido un incremento de la delincuencia. Fragoso subraya que la inseguridad es también una sensación que se erradicará con más presencia policial.

Los agentes municipales comenzaron ayer una nueva campaña de retirada de enseres de la vía pública para atender una de las denuncias más insistentes. Las asociaciones se quejan de que algunos residentes lleguen a cortar calles con la celebración de barbacoas o cumpleaños. Ayer retiraron varias sillas de las aceras.

Las advertencias de los vecinos se han incrementado este verano, aunque llevan meses alertando del deterioro de la convivencia. En marzo, reclamaron la apertura de la jefatura de la calle Montesinos los fines de semana. Insistieron en que su traslado al nuevo edificio de Valdepasillas en marzo de 2018 había contribuido al declive.

Hace ya seis meses hablaron del incremento de robos, el aumento de casas convertidas en fumaderos, la proliferación del menudeo de drogas y la aparición de mendigos más agresivos.

Entonces, el Ayuntamiento apuntó a que estos delitos se incluyen en seguridad ciudadana y corresponden a la Policía Nacional y la Delegación del Gobierno.

Desde esta primavera, los residentes han continuado con sus denuncias y aseguran que la situación ha empeorado.

Este viernes, la Delegación del Gobierno negó que existan más robos en comparación con años anteriores. Aseguró que en lo que va de año se han denunciado 42 delitos de este tipo en el barrio, solo uno más que el del año pasado. Los vecinos le acusaron de maquillar los datos. Ahora, el alcalde propone la comisaría conjunta de los dos cuerpos para atajar la impresión de inseguridad que crece en las calles.

Más