El folclore inunda cada rincón de Badajoz