La lluvia a cámara lenta: espectáculo en la plaza

Gota a gota, la lluvia venció la resistencia de los aficionados a abandonar la plaza de Badajoz. A cámara lenta, el aguacero fue también un espectáculo./
Gota a gota, la lluvia venció la resistencia de los aficionados a abandonar la plaza de Badajoz. A cámara lenta, el aguacero fue también un espectáculo.

Los aficionados lo intentaron. Pero el aguacero terminó venciendo, y las gotas de agua, vistas a cámara lenta,se convirtieron en el único espectáculo

ANTONIO J. SÁNCHEZ

Los aficionados llevaban esperando un año a los toros de San Juan. Unas cuantas nubes y el anuncio meteorológico de lluvia y tormenta no consiguieron que se quedaran en casa. Armados con sus paraguas y chubasqueros, los asistentes al festejo mixto esperaban dispuestos a aguantar lo que el cielo estuviese dispuesto a verter sobre sus cabezas.

Pero la lluvia era un tormentón, con rayos y truenos, y convirtieron la arena de la plaza en un barrizal, los escalones del graderío en una fuente sin fin, y todas las supeficies planas, en charcos de un pie de profundidad.

Gota a gota, a cámara lenta, el coso se quedó vacío, con la lluvia como único espectáculo. El aguacero se quedó solo, con la cámara de HOY como testigo.