Feliz vuelta al comedor del cole

El servicio de comidas y el aula matinal se han vuelto imprescindibles en los centros de Primaria para las familias pacenses

Escolares comiendo ayer en el comedor de Las Vaguadas. :: /JOSÉ VICENTE ARNELAS
Escolares comiendo ayer en el comedor de Las Vaguadas. :: / JOSÉ VICENTE ARNELAS
NATALIA REIGADASBadajoz

Arroz con verduras, tortilla francesa con ensalada y fruta. Es lo que comieron ayer la mitad de los estudiantes del colegio público Las Vaguadas. Este centro bate el récord de asistentes al comedor escolar con 250 inscritos, más de la mitad de los niños que estudian en este centro.

Los escolares extremeños se reencontraron ayer con sus compañeros, con su maestro y con los juegos en el patio. Eso, de nueve de la mañana a dos de la tarde. Pero en los últimos años ha aumentado el tiempo que pasan en el colegio los niños de 3 a 12 años. Ayer también se reencontraron con el aula matinal y con el comedor, dos recursos que cada vez son más demandados por los padres.

Esta semana un colegio de Badajoz tuvo que hacer hueco en su comedor escolar porque no tenía plazas suficientes y medio centenar de niños se podían quedar fuera. Los padres afectados protestaron y se movilizaron porque muchos no sabían cómo atender a sus hijos sin comedor. Es habitual que los progenitores salgan del trabajo a partir de las dos, por lo que no pueden llegar a recoger a los menores a la salida. Lo mismo ocurre con el aula matinal. Muchos entran a trabajar a las ocho y deben dejar a los niños en el centro hasta una hora y media antes de que arranquen las clases.

En unos años el comedor y el aula matinal se ha convertido en un recurso imprescindible y sigue creciendo. En el curso 2015-2016, por ejemplo, había 11.407 usuarios en los centros públicos de Infantil y Primaria de Extremadura. El curso pasado fueron 12.729. Ha subido un 10% en solo cuatro años y, además, en una época en la que cae la cifra de escolares debido al retroceso de la natalidad.

En cifras

12.729 escolares de Extremadura utilizaron el comedor escolar el curso pasado. Son 1.322 más que en el curso 2015/2016. Supone un incremento del 10% en cuatro años.

6.132 niños extremeños cuenta con aula matinal para llegar antes al colegio. Se ha incrementado un 21% en los últimos cuatro años.

El caso del aula matinal es aún más llamativo. Desde 2014 ha crecido un 21% en la región. En el curso 2019/2020 la Consejería de Educación gestionó 219 grupos de aula matinal. En cada aula hay, de media, 28 estudiantes. Eso supone 6.132 usuarios que llegan al colegio entre las siete y media y las nueve.

En Badajoz, de sus 26 colegios públicos en el área urbana, 20 cuentan con comedor y pronto se incorporará a la lista el Luis Vives, que tiene pendiente poner en marcha este servicio. De estos centros, 19 cuentan con aula matinal.

Hay casos muy llamativos. Por ejemplo, el colegio Arias Montano cuenta con siete grupos de aula matinal, es decir, casi 200 escolares que entran antes al colegio.

Padres trabajadores

En Las Vaguadas destaca el comedor. Ana López Aguilar es la coordinadora del comedor de este centro, y además, tiene dos hijos estudiando en el mismo. «Ha crecido muchísimo. Hace seis años eran 170 y ya hemos llegado a los 250. Comen en tres turnos y hay un monitor por cada 21 niños. Nos organizamos bien. Mientras unos comen, otros juegan en el patio, otras veces pintan. Si está lloviendo, vemos películas...».

¿Por qué hay tanta demanda en Las Vaguadas? Ana López indica que muchos padres se han animado al comprobar que este servicio funciona muy bien, de hecho, el dicho más repetido es que los niños comen mejor en el comedor que en casa. Sin embargo, la mayoría está apuntado por necesidad. «En la zona hay muchas familias en las que, tanto la madre como el padre, trabajan, así que necesitan el comedor y están contentos porque funciona bien».

De hecho, en Las Vaguadas, el aula matinal también es un recurso muy demandado. Hace seis años contaban con unos 70 niños y en la actualidad son 150. Además, están estudiando la posibilidad de dar desayunos a estos alumnos para que puedan aprovechar mejor el rato que pasan en el colegio antes de entrar en clase.

«Es necesario porque, hoy en día, hay que compaginar la vida laboral con la académica de los niños» Gladis Ramírez | Secretaria del CEIP Las Vaguadas

«Ha crecido mucho el número de niños que se apuntan en el aula matinal y en el comedor» ana lópez | Trabaja en Cater DEx

Los comedores públicos funcionan a través de catering. Las empresas consiguen lotes, es decir, grupos de colegios. En Las Vaguadas está Cater DEx (Complejo Alcántara), una empresa pacense. Los menús, que son controlados por la Junta, deben ser saludables. Así, según explica Ana López, es habitual que haya más verduras y pescado y no sirven fritos. «Si quieren dárselos a los niños, que sea en la cena o en casa, pero es una forma de asegurar una dieta sana», explica la coordinadora del comedor en este centro.

Gladis Ramírez, secretaria del CEIP Las Vaguadas, indica que la mayor parte de las consultas que reciben estos días es por estos servicios complementarios. «Es necesario porque, hoy en día hay que compaginar la vida laboral con la académica de los niños. Los padres trabajan y es necesario darles ese servicio», concluye.