Una exposición visibiliza en Badajoz a mujeres trans de Centroamérica

La muestra puede verse en la Sala Vaquero Poblador:: /HOY
La muestra puede verse en la Sala Vaquero Poblador:: / HOY

La muestra de la fotógrafa y realizadora Anja Bruschweiler se enmarga en la programación de Los Palomos

REDACCIÓN

Una exposición de la periodista, fotógrafa y realizadora Anja Bruschweiler visibiliza en la Sala Vaquero Poblador de Badajoz a mujeres trans de Centroamérica.

En julio de 2018, la Fundación Triángulo organizó un encuentro con mujeres trans de Centroamérica en Honduras y, de este encuentro nacieron una serie de fotografías, vídeos y reportajes que dan voz a la historia de estas mujeres y que componen la exposición que permanecerá abierta hasta el 15 de junio.

«Estas mujeres centroamericanas que forman las historias de vida de esta exposición son un ejemplo de resistencia, acción y compromiso frente a la injusticia y arbitrariedad que aún se vive en sus países», ha explicado en su inauguración el diputado de Cultura, Ricardo Cabezas.

La exposición 'Mujeres trans de Centroamérica. Historias de resistencia' se enmarca en los actos de la fiesta de Los Palomos, según ha destacado la Diputación de Badajoz en nota de prensa.

En el acto inaugural también ha intervenido el director general de la Agencia Extremeña de Cooperación Internacional para el Desarrollo, Ángel Calle, quien ha dicho que o se está con la «gente decente que promueve la igualdad o con los indecentes que sólo generan enfrentamiento y odio».

Por su parte, la responsable del Área de Cooperación de la Fundación Triángulo Extremadura, Silvia Tostado, ha explicado que el sentido de la fiesta de Los Palomos está más que nunca hoy en esta sala de exposiciones.

«La muestra refleja desde sonrisas y miradas penetrantes la dura vida de las mujeres trans en Centroamérica y tenemos que seguir 'pringándonos' por la igualdad sea donde sea», ha apuntado.

Por último, Anja Bruschweiler ha dicho que la exposición le había marcado mucho. «Se trata de mujeres que han sido rechazadas por sus familias y algunas han tenido que recurrir al trabajo sexual. También han sido encarceladas en cárceles de hombres donde han sufrido vejaciones y violaciones», ha afirmado.

Así, tras asegurar que «son las mujeres más valientes» que ha conocido en su vida, ha recordado que la esperanza de vida para ellas alcanza tan sólo los 38 años.