«Voy todos los días de Gévora a la ciudad en patinete eléctrico»

Miguel Martín circula por la avenida de Ricardo Carapeto. :: casimiro moreno/
Miguel Martín circula por la avenida de Ricardo Carapeto. :: casimiro moreno

Los conductores de estos vehículos empiezan a verse en la ciudad y el Ayuntamiento difundirá recomendaciones a través de la web

Rocío Romero
ROCÍO ROMEROBadajoz

No hay día con sol que Miguel Martín no coja el patinete eléctrico. Se subió este verano y solo se baja en días desapacibles. Lo usa para desplazarse desde su casa, en Gévora, hasta el centro de Badajoz, donde trabaja.

Más información

Miguel Martín es uno de los primeros adeptos en Badajoz a estos vehículos de movilidad personal (VMP) que están proliferando por las ciudades de toda España y que están obligando a los ayuntamientos a redactar ordenanzas. Badajoz ya está trabajando en una para que estos nuevos dispositivos convivan con los de toda la vida y los peatones. En la ciudad no han causado los problemas que existen en Barcelona o Madrid, pero ya están los primeros en las calles y se espera un aumento en Navidades.

Miguel Martín es uno de los usuarios. Hace siete kilómetros en cada trayecto de su casa al trabajo. Se desplaza por caminos secundarios desde Gévora hasta la ciudad y por el carril bici desde que entra en Badajoz. El suyo es el patinete eléctrico más común y no sobrepasa los 25 kilómetros por hora.

«Lo recomiendo totalmente, pero para personas maduras porque no es un juguete»

Cita las ventajas, como que es más barato porque no requiere carburante ni es obligatorio un seguro ni impuestos de matriculación. Él lo ha notado en el bolsillo, dado que no le ha subido la factura de la luz. Calcula que cada carga le cuesta diez céntimos y le sirve para unos 14 kilómetros.

Por contra, su mayor desventaja es que se necesita calma. No se puede ir con prisas ni llevar a ningún pasajero.

En estos meses, sin embargo, le ha dado tiempo a darse cuenta de que no es un juguete, sino un vehículo y que, como tal, los niños no deben usarlo. Él retrasaría el permiso para circular con uno de estos vehículos hasta los 14 o 15 años. «Lo recomiendo totalmente, pero para personas maduras».

En las grandes ciudades el uso de este tipo de vehículos está creando problemas de convivencia con los vehículos y los viandantes. Explica que se debe usar por el carril bici y lo correcto es bajarse si surge cualquier problema.

Pero, en realidad, de momento no hay normas al respecto. De ahí la ordenanza sobre la que trabaja el Ayuntamiento. Esta no será inmediata. Por eso, la Policía Local ha colgado la instrucción dictada por la DGT hace dos años y que se desgrana bajo estas líneas. En el Ayuntamiento esperan que este tipo de dispositivos sean el regalo estrella de las Navidades y quieren que los padres sepan que no son juguetes, sino vehículos que en algunos casos pueden llegar a alcanzar los 50 kilómetros por hora. La Policía Local también hablará de estos vehículos en los colegios, dentro del programa de educación vial.

Más medidas

En realidad, los ayuntamientos como el de Badajoz están intentando adaptarse a la nueva moda ante el retraso de la Dirección General de Tráfico en tomar cartas en el asunto. Este organismo ha anunciado más medidas a finales de noviembre, aunque no entrarán en vigor hasta el verano.

De esta forma, ha reaccionado al atropello de una anciana en Esplugues de Llobregat en verano y que se acaba de conocer. En Badajoz, sin embargo, hace ya once meses que falleció un niño de cinco años al perder el control del dispositivo en el que viajaba, meterse en la carretera y ser atropellado por un autobús.

Para evitar estos accidentes, la Dirección General de Tráfico trabaja en un real decreto para impedir que los patinetes eléctricos circulen por la acera y para establecer una velocidad máxima para ellos de 25 kilómetros por hora.

La idea de la DGT es que los usuarios de estos patinetes no necesiten un permiso de conducción, al ser catalogados como vehículo de movilidad personal con propulsión eléctrica, pero sí que deban someterse a controles de alcoholemia y drogas, como los conductores de automóviles.

Tráfico trabaja en una normativa básica estatal que posteriormente podrán ampliar los ayuntamientos, tal y como pretenden en Badajoz.

Mientras tanto, las empresas de movilidad están dando sus propios consejos a los usuarios.

La empresa de vehículos eléctricos Bird ha recogido una serie de recomendaciones en una guía. En ella recuerdan que es necesario concentrarse en el vehículo. De ahí que aconsejen evitar el teléfono móvil y circular escuchando música.

Inciden en que las aceras son para los peatones. Y de ahí que pidan evitar circular con patinetes por ellas. Lo mejor es elegir el carril bici.

En cuanto a la velocidad, apuntan a que el máximo debe ser 30 kilómetros hora y advierten que es mejor fijarla en 24 kilómetros por hora para los desplazamientos habituales.

Uno de los problemas que está creando controversia en varias ciudades es el aparcamiento. Valencia es una de ellas. La empresa pide ser responsable y no dejarlo nunca donde suponga un obstáculo para peatones u otros vehículos.