Detenido en Badajoz con 200 bellotas de hachís pegadas al cuerpo

El hombre viajaba desde Tánger con su hijo, menor de edad, que tuvo que ser trasladado al centro de menores San Juan Bautista

REDACCIÓN

La Policía Nacional de Badajoz detuvo durante la madrugada del pasado lunes, día 11 de marzo, a un hombre como presunto autor de un delito contra la salud pública, concretamente por tráfico de drogas.

Según explican los agentes, en un dispositivo de control y vigilancia en la entrada a Badajoz por la carretera de Sevilla (N-432), con el objetivo de localizar a personas y vehículos que pudieran introducir drogas desde otras localidades, dieron el alto a un vehículo conducido por un hombre y acompañado por un menor, que se mostró con una actitud esquiva y nerviosa durante la identificación.

Por este motivo, la Policía realizó una inspección ocular en el interior del vehículo y un cacheo superficial del conductor. Así comprobaron que ocultaba adherido a su cuerpo alguna sustancia y el hombre confesó que llevaba ocultas más de 200 óvulos de hachís. Por ello fue detenido como autor de un presunto delito contra la salud pública, concretamente por tráfico de drogas.

Regresaba de Tánger

El detenido regresaba de un viaje desde Tánger (Marruecos) y el menor que le acompañaba era su hijo, que fue trasladado hasta el Centro de Menores San Juan Bautista de la ciudad, hasta la llegada de su madre, que tuvo que desplazarse desde Málaga.

Los agentes retiraron los 219 óvulos (en forma de bellotas) que el hombre llevaba pegadas a su cuerpo con una cinta adhesiva, concretamente en las piernas, desde la cadera hasta los tobillos. Además intervinieron unos 1.500 euros en billetes.

El detenido, un varón de 43 años de nacionalidad marroquí, al que le constan antecedentes anteriores, fue puesto a disposición de la Autoridad Judicial.