Detienen al presunto autor del apuñalamiento en la Dehesilla de Calamón en Badajoz

La víctima conducía una furgoneta en el momento de la agresión:/PAKOPÍ
La víctima conducía una furgoneta en el momento de la agresión: / PAKOPÍ

La agresión tuvo lugar tras una discusión de tráfico el pasado 26 de julio y la víctima recibió heridas de arma blanca y golpes en la cara

N.R.P.

La Guardia Civil detuvo ayer al presunto autor del apuñalamiento que tuvo lugar hace 20 días en la Dehesilla de Calamón. Tras una discusión de tráfico, la víctima, un hombre de 35 años, recibió heridas de arma blanca y varios golpes en la cara.

Los hechos tuvieron lugar el pasado 26 de julio a las 22.30 horas en la calle Dos de la Dehesilla de Calamón. Se trata de una vía que discurre entre chalets y que lleva a la finca de la víctima. Es una zona cercana a la carretera de Valverde, a la altura de un vivero de plantas.

Según pudo saber HOY, la víctima circulaba con su furgoneta Renault Kangoo por la calle Dos cuando se cruzó con varias personas que iban montando a caballo. La presencia del coche y los animales en el mismo camino motivaron una discusión que derivó en la agresión. En principio los testigos indicaron que hasta tres personas podrían ser responsables de los golpes, pero por el momento la Guardia Civil solo ha detenido a un individuo del que, además, no ha revelado ningún dato.

El propietario de la furgoneta sufrió heridas de arma blanca y golpes graves en la cara. Fue trasladado al Hospital Infanta Cristina. El parte médico reveló que había sido apuñalado en la parte posterior de la rodilla y en el glúteo, además de tener varios traumatismos importantes en el rostro.

Investigación

Durante estos 20 días, según revelan los investigadores, la Guardia Civil ha reunido pruebas incriminatorias para detener finalmente al presunto responsable de los hechos. Ayer, en dependencias policiales, se instruyeron las correspondientes diligencias para ser remitidas al los Juzgados de Instrucción de Badajoz.

La misma noche de los hechos, tras atender a la víctima, la policía judicial de la Guardia Civil acudió a la zona a reunir pruebas. Los agentes se centraron en el entorno de la furgoneta de la víctima. Allí se produjo la agresión, ya que podía apreciarse un charco de sangre importante junto al vehículo.

El suceso causó gran conmoción en la urbanización Dehesilla de Calamón. Los vecinos no escucharon nada durante la agresión, ya que son casas aisladas, pero se levantaron y se sorprendieron por la presencia de la Guardia Civil en un barrio que tradicionalmente es muy tranquilo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos