Los delitos contra la libertad sexual aumentan un 45% en Badajoz en solo un año

Juicio del joven que mató a su pareja en Alange, condenado el año pasado a 24 años de cárcel. /HOY
Juicio del joven que mató a su pareja en Alange, condenado el año pasado a 24 años de cárcel. / HOY

La Fiscalía de Badajoz abrió el año pasado diligencias previas por 44 agresiones sexuales, 3 violaciones y 82 casos de abusos sexuales

Evaristo Fdez. de Vega
EVARISTO FDEZ. DE VEGABadajoz

La Fiscalía de Badajoz ha detectado un importante repunte en los delitos contra la libertad sexual después de contabilizar todas las diligencias previas incoadas durante el año 2018. Han crecido un 44,9% respecto a 2017. En su informe estadístico, que acaba de ser publicado, se confirma que las agresiones sexuales han aumentado un 120% (de las 20 investigaciones iniciadas en 2017 se ha pasado a 44 en 2018) mientras que los abusos sexuales se han incrementado un 43%, pasando de 57 a 82 casos. Además, hubo tres casos de violación.

Estos datos no han dejado indiferente al fiscal jefe de Badajoz, Juan Calixto Galán, quien observa con preocupación el sustancial crecimiento que han experimentado los abusos y agresiones sexuales cometidos dentro del ámbito familiar. «Se pone en evidencia un comportamiento muy anómalo y eso nos preocupa porque esas agresiones crean un efecto muy perjudicial en las víctimas, que sufren secuelas durante toda su vida».

Galán ha constatado en algunas de las investigaciones que aunque era el padre quien agredía o abusaba sexualmente de su hijo menor de edad, la madre conocía lo que estaba sucediendo y no trataba de evitarlo. «Detrás de esos comportamientos hay factores educacionales que deben ser prevenidos. El Código Penal es muy duro al castigar estas conductas, así debe ser, pero al mismo tiempo se debe avanzar en la prevención para que quienes son condenados por estos hechos no vuelvan a reincidir cuando terminen de cumplir su condena».

En opinión del fiscal jefe de Badajoz, es fundamental que los talleres y programas de reeducación sexual que se realizan en la prisión de Badajoz tengan una mayor frecuencia y sean dotados con más y mejores medios. «Los talleres existen, pero no se realizan con la frecuencia ni los medios que desearíamos nosotros, habría que avanzar en esta línea».

Como dato positivo, se observa que bajaron los casos de abuso sexual sufridos por menores de 16 años (en 2017 se abrieron 16 investigaciones y en 2018 fueron diez). Pero hubo una tendencia distinta con las agresiones sexuales a menores de 16 años, que subieron de uno a cuatro. A eso hay que unir un caso de acoso por telecomunicaciones sufrido por un menor de 16 años.

En total, la Fiscalía de Badajoz contabiliza 184 diligencias previas incoadas por delitos contra la libertad sexual. En esa cifra se incluyen los hechos cometidos por menores de edad, a los que se dedica un apartado especial por ser un colectivo que cuenta con una fiscalía especializada.

El año pasado fueron investigados 23 menores por abuso sexual (en 2017 fueron 13) y otros 4 menores por agresión sexual (en 2017 no hubo ninguno). Las cifras son negativas, pero no tanto si se compara con lo sucedido en los años 2016 y 2015, cuando el número de investigaciones iniciadas fue similar.

A nivel regional el incremento de los delitos contra la libertad sexual aumentó un 30%, pasándose de las 218 diligencias abiertas en 2017 a las 285 de 2018.

Muchas de ellas se refieren a agresiones y abusos sexuales, pero también, aunque en menor cantidad, fueron generadas por la producción, tenencia y distribución de material pornográfico. Este delito se disparó un 500% en 2018: de las dos diligencias abiertas en 2017 se pasó a las 12 investigaciones iniciadas en 2018.

Noticias relacionadas