La Delegación del Gobierno acepta reunirse con los vecinos

REDACCIÓNBADAJOZ.

La Delegación del Gobierno aceptó ayer reunirse con los vecinos del Casco Antiguo, mientras que estos confían en que el encuentro pueda celebrarse la próxima semana. El objetivo es abordar los problemas que denuncian en sus calles.

Así lo explicó el presidente de la Asociación de Vecinos del Casco Antiguo, Javier Fuentes, en declaraciones a Efe.

Desde la Delegación del Gobierno manifestaron la total predisposición de la institución por celebrar este encuentro. También recordaron que la entidad está abierta al diálogo «cuantas veces sea necesario» y a disposición de los colectivos para atender sus demandas y explicar las medidas que llevan a cabo en la zona.

Para Javier Fuentes, esta reunión es muy necesaria para pedirle las medidas que creen necesarias para garantizar la seguridad del barrio. También reclaman una reunión de la junta local de seguridad donde estén todas las partes implicadas. Igualmente, reivindican una comisaría conjunta de Policía Nacional y Local, un asunto que el alcalde puso ayer sobre la mesa.

La Delegación, responsable de la Policía Nacional, apuntó la pasada semana a que este cuerpo cuenta con una comisaría propia en la confluencia de la plaza de San José con la Plaza Alta. Allí existe una dependencia policial permanente con un policía para realizar labores de seguridad y asistir a los requerimientos de los ciudadanos. Ese edificio es, además, la sede de la UPR (Unidad de Prevención y Reacción) donde acuden dotaciones en servicio de tal unidad. Entre otros datos, apuntaron a la presencia de agentes tanto en rondas uniformados como de paisano.