Condenado en Badajoz a cuatro años de prisión por maltratar a su pareja y causarle lesiones

El Juicio se celebró en el Penal número 2. :: j. v. arnelas/
El Juicio se celebró en el Penal número 2. :: j. v. arnelas

Sometió a la víctima a un trato vejatorio e intimidatorio continuo mientras le propinaba «incontables» patadas y golpes

E. F. V.BADAJOZ.

El Juzgado de lo Penal número 2 de Badajoz ha condenado a cuatro años y tres meses de prisión a Luis C. C. J., un ciudadano de nacionalidad boliviana que ha sido encontrado autor de un delito de maltrato habitual y dos delitos de lesiones cometidos sobre su pareja, con quien mantuvo una relación sentimental hasta que la víctima denunció los hechos por los que ahora ha sido juzgado.

En la sentencia se explica que el condenado mantuvo esa relación durante cuatro años. Al comienzo no hubo problemas, pero en los dos últimos años y medio de relación sometió a su pareja de forma continuada a un trato vejatorio e intimidatorio en el que resultaban habituales los insultos.

En el fallo se explica que la llamaba «puta» y «zorra» para infundirle un profundo temor, hasta el punto de decirle que «la mataría si denunciaba porque de ese modo iría a la cárcel por algún motivo». Igualmente le propinó en esos dos años y medio «incontables» patadas y golpes en diversas partes de su cuerpo, lo que generó en la víctima una sensación de soledad y abandono y el sentimiento de «no ser querida ni tenida en cuenta».

Todos estos hechos se tradujeron en desconfianza, ansiedad y altos niveles de estrés, así como un trastorno de estrés postraumático con trastorno del sueño en forma de pesadillas y «síntomas de reexperimentación cuando se disponía a entrar en el baño, el lugar en el que el acusado la golpeó de forma habitual».

El fallo se refiere a dos episodios concretos en los que el acusado lesionó a la víctima. El primero tuvo lugar el 25 de diciembre de 2015, durante una comida familiar en una casa próxima a Badajoz. Ese día, el acusado siguió a su pareja hasta el cuarto de baño, le propinó un empujón y la lanzó contra el lavabo, causándole una herida de 4 centímetros en la ceja.

El segundo ocurrió la noche del 16 al 17 de diciembre de 2017, en el domicilio familiar. El acusado comenzó a discutir con su pareja, que se encontraba en el baño. En este caso la agarró por el cuello llegando a impedir incluso que respirara, al tiempo que le tiró del cabello hasta hacerla perder el equilibrio y obligarla a arrodillarse, postura en la que se encontraba cuando la golpeó en el estómago y en el rostro. Le causó un traumatismo nasal que requirió tratamiento quirúrgico.

Por estos hechos, el Juzgado de lo Penal número 2 de Badajoz lo encuentra culpable de un delito de maltrato habitual que castiga con 21 meses de prisión, la prohibición de acercarse a su expareja durante 5 años y la prohibición de poseer y portar armas durante ese mismo período. También considera probados los dos delitos de lesiones. Para cada uno de ellos le impone otros 15 meses de cárcel y una orden de alejamiento de cinco años.

Además, el condenado deberá indemnizar con 6.000 euros a la víctima por los daños morales causados, con 5.901 por las lesiones ocasionadas en la Navidad de 2015 y con 866 por las lesiones que le provocó en diciembre de 2017.

La sentencia fue dictada con la conformidad de las partes, por lo que es firme y contra ella no cabe recurso.