La Confederación ensaya la retirada del nenúfar mexicano

El vehículo anfibio trabajando en el Guadiana. :: hoy/
El vehículo anfibio trabajando en el Guadiana. :: hoy

REDACCIÓN

Badajoz. En la mañana de ayer, una cosechadora acuática de la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) estuvo realizando pruebas en el interior del río para la siega del nenúfar mexicano, especie distinta del camalote.

La labor de esta maquinaria estaba programada para el miércoles, pero la lluvia y, sobre todo, el viento que hubo durante toda la jornada obligaron a aplazar los trabajos. Sí pudo entrar en el cauce del Guadiana el vehículo anfibio, que también forma parte del dispositivo previsto para las tareas de retirada.

Por el momento, ambos barcos están realizando ensayos con la intención de recabar datos para conocer la mejor forma de enfrentarse a esta especie invasora. Para averiguar los resultados de las mismas habrá que esperar hasta la semana que viene, tal y como apuntan fuentes de la Confederación. El nenúfar mexicano tiene una raíz muy larga que llega hasta el fondo del río. La cosechadora corta esa raíz y recoge la parte que se observa sobre la superficie. Este proceso se realiza porque la planta se va debilitando cada vez que se siega, por lo que aunque no se elimine el nenúfar desde su raíz se espera que sea una buena forma de acabar con su presencia en el río.