El concejal de Vox en Badajoz lanza otro órdago: «Me voy a la oposición»

Vélez y Solana, la pasada semana en el Ayuntamiento. :: /R.R.
Vélez y Solana, la pasada semana en el Ayuntamiento. :: / R.R.

El partido de Abascal rompe relaciones con los populares en todas las ciudades donde no han logrado una concejalía, como Badajoz

Rocío Romero
ROCÍO ROMEROBadajoz

En las partidas de mus, el órdago es frecuente. En el Ayuntamiento de Badajoz, ahora, también. Vox lanzó ayer un nuevo envite al PP en todas las ciudades donde sus concejales fueron determinantes para impedir gobiernos de izquierdas. Badajoz es una de ellas, donde hace ya once días que se eligió a Francisco Fragoso como alcalde. Hasta ayer no estaba claro que Vox lograra la concejalía que pedía. Y ahora su único concejal dice que tira la toalla. Alejandro Vélez afirmó: «Me voy a la oposición».

Más información

Por la mañana tuvo lugar un encuentro en el Ayuntamiento con Vélez y Juan Antonio Morales, de Vox, el alcalde y María José Solana. De esa reunión no ha trascendido nada. Poco después, Vox desveló en Madrid el pacto que había suscrito con el PP horas antes de que se constituyeran los ayuntamientos el día 15. Como lo firmaron durante la madrugada, los concejales de Vox guardaron la incógnita hasta el último momento. En Badajoz también.

Minutos después de darle el voto a Fragoso, comenzaron los tiras y aflojas. Vélez dijo que le correspondía una concejalía, Cs se negó a que entrara en el Gobierno y Fragoso no aclaró sus planes. Todo quedaba limitado al desarrollo del pacto entre las dos formaciones nacionales.

Ayer Vox difundió el acuerdo. En él se puede leer: «Una vez conformados los gobiernos de coalición PP-Cs-Vox y en el plazo máximo de 20 días naturales contados a partir del día de la investidura se nombrará a las personas indicadas por Vox en cada Ayuntamiento en distintas concejalías de gobierno y responsabilidades directivas en entes municipales, que en número y presupuesto guardarán proporción a los resultados electorales obtenidos por Vox en cada población».

Texto del acuerdo entre Partido Popular y Vox.

Por tanto, misterio despejado. El secretario general de los populares, Teodoro García Egea, obligó desde Madrid a todos sus alcaldes a formar gobierno con Vox. El PP indicó entonces que Cs había dado su visto bueno, pero los naranjas vetan a los de Abascal.

Por otro lado, el portavoz de esta última formación en el Congreso, Iván Montero de Espinosa, dio ayer una rueda de prensa y aseguró que renunciaban a ocupar cualquier cargo en los Ayuntamientos en los que Cs veta su entrada en el gobierno municipal, pese a haberlo pactado con el PP. En ese caso está Badajoz.

El tiempo pasa y, según Vélez, Fragoso no le ha asegurado una concejalía. En Badajoz también se han roto las relaciones entre el PP y Vox. Y él se va a la oposición, dice, aunque realmente nunca haya llegado a formar parte del Gobierno.

Entre otras cosas porque aún está sin formar la estructura del Consistorio, que se debe aprobar en un pleno los primeros treinta días. Es decir, hay tiempo hasta el 15 de julio.

El partido de extrema derecha desvela que el pacto con el PP incluye «concejalías de gobierno» para sus ediles

Si antes no hay novedades entre PP y Vox, Vélez votará que no al salario de los concejales y a todos los puntos relativos al personal de confianza. De esa manera no bloqueará la organización de las comisiones donde los ediles debaten, pero sí demostrará que no forma parte del gobierno dejando a los ediles sin retribuciones y sin trabajadores directos.

«Todo ha saltado por lo aires por los desprecios de los populares hacia Vox, y no hay acuerdos ni en Madrid ni en Badajoz», aseguró Vélez. «Todo está roto y a expensas de Vox Madrid», apuntó. Alejando Vélez quiere que le busquen tanto PP como Cs, juntos, para ofrecerle entrar en el Gobierno. Después lo trasladaría a su partido nacional y ya verían. Pero, insiste, «a día de hoy, Vox está en la oposición».

Desde el jueves

El pasado jueves, Vox ya anunció que rompía en Badajoz las relaciones con el PP hasta que se aclarara el pacto de Madrid. Sin embargo, estuvo en la Alcaldía el viernes por la mañana y ayer lunes.

Por su parte, el PP nacional quitó hierro a la situación y, en la ciudad, Fragoso sigue la línea de silencio que comenzó tras la investidura. No quiere «radiar» las negociaciones. En su equipo recuerdan que el pacto da 20 días naturales para negociar. Esto es, hasta el viernes 5 de julio. Aún quedarían 10 días para celebrar el pleno reglamentario de organización del Ayuntamiento que no ha tenido lugar.

Tampoco se pronuncia Ciudadanos. Fuentes del equipo naranja indicaron ayer que Ignacio Gragera, futuro primer teniente de alcalde, no hará declaraciones ni responderá entrevistas hasta que la situación esté aclarada.

Esta situación de Badajoz es consecuencia directa de lo ocurrido en Madrid, donde el alcalde del PP ha formado gobierno sin incluir a los de Abascal. Se están dando situaciones similares en otras capitales de provincia, como Zaragoza o Granada. En la ciudad andaluza Vox amenazó el primer día con presentar una moción de censura para desalojar al alcalde de Cs, que habían aupado los populares y los ediles de Abascal.

Además, este último plante nacional del partido de derechas llega en la recta final de las negociaciones para formar los gobiernos de las comunidades de Madrid y Murcia. El contexto nacional y de otras ciudades está haciendo un efecto dominó. De hecho, el voto de Vox en Badajoz se definió a última hora porque estaban pendientes de desbloquear el Ayuntamiento de Zaragoza.