Comienza a funcionar en el barrio de San Roque de Badajoz una ITV privada

La estación ocupa una nave del polígono industrial Convesa. :: pakopí

Está ubicada junto al concesionario Opel de la carretera de Madrid y atenderá 60 vehículos diarios con cita previa

Evaristo Fdez. de Vega
EVARISTO FDEZ. DE VEGABadajoz

Una nave situada junto al concesionario Opel de la carretera de Madrid, frente al restaurante McDonald's de San Roque, acoge desde ayer un nuevo servicio de ITV que pretende reducir la lista de espera que afecta en estos momentos tanto a las instalaciones de El Nevero como a las de Olivenza.

La puesta en marcha de este servicio de inspección fue autorizada por la Junta de Extremadura tras comprobar que la ITV de titularidad pública que funciona en El Nevero acumulaba el pasado mes de mayo un retraso de tres meses.

El compromiso se ha cumplido y ayer comenzó a funcionar en el extremo final de la avenida Ricardo Carapeto un servicio con capacidad para atender semanalmente a unos 330 vehículos (60 los días de diario y 30 los sábados).

El gerente de Itevebasa, la empresa que puso en marcha las ITV privadas de la región, es Javier Morgado, quien confirmó ayer que esta medida trata de dar respuesta a la ciudad de Badajoz y su entorno, donde ya funcionaba la estación ITV de El Nevero, gestionada directamente por la Junta de Extremadura, y la ITV de Olivenza, de cuya explotación se encarga Itevebasa.

En la ciudad era imposible conseguir ayer una cita previa antes del 9 de octubre, mientras que la de la población oliventina sólo tenía hueco a partir del 5 de julio.

Hasta la pasada semana, la única alternativa viable era desplazarse a Olivenza, donde también se atiende a las personas sin cita, que deben hacer colas (en ocasiones de varias horas) para ser atendidos.

Ahora, la ITV privada abierta en Badajoz atenderá también a los propietarios de vehículos que lo soliciten previamente, por lo que se presume que la lista de espera irá disminuyendo de forma paulatina en las dos que había en la zona.

El entorno de la ciudad contará a partir de este momento con seis líneas de inspección: dos que son gestionadas de forma directa por la Junta de Extremadura en El Nevero y las otras cuatro (tres en Olivenza y una en la nueva ITV de San Roque) que pertenecen a la empresa Itevebasa.

La nueva estación de Badajoz sólo funcionará con cita previa para evitar que se formen filas de vehículos que pueda perjudicar la circulación en el polígono industrial donde ha sido ubicada.

Las reservas pueden hacerse a través de la página web (www.itevebasa.com) o en los teléfonos 927 090 482 y 649 549 161. Las citas se distribuyen entre las 07.30 y las 21.30 horas los días de diario, y de 07.30 a 14.30 horas los sábados.

A pesar de que la nueva ITV comenzó a funcionar ayer, a media tarde ya no había citas libres hasta el próximo 25 de junio, por lo que acumula una lista de espera de 15 días.

Tasa más cara

El nuevo servicio tendrá un precio de 38,45 euros para la revisión obligatoria de los turismos. El importe es superior al que se cobra en la ITV pública de El Nevero, donde el coste está fijado en 32,49 euros porque no se cobra el IVA. En la privada existe la ventaja de que el pago puede hacerse directamente sin necesidad de pasar por el banco.

La tasa de Badajoz es la misma que en Olivenza, donde son atendidos cada día 100 conductores con cita previa (para ellos se reserva una línea de inspección) y 200 que hacen cola para pasar por las dos líneas destinadas a los automovilistas que no han sido previsores a la hora de solicitar cita o que se han visto sorprendidos por el enorme retraso que se acumula.

Con el nuevo servicio, se incrementará de forma importante el número de vehículos atendidos por Itevebasa en la zona de Badajoz, más de 63.000 el pasado año en su estación de Olivenza.

«Nuestra intención es sumar para ofrecer un buen servicio», dijo ayer Javier Morgado, quien adelantó que la intención de Itevebasa es que la nueva ITV de San Roque se consolide como un servicio permanente, tal y como ha ocurrido con una ITV del mismo tipo que Itevebasa abrió el año pasado en Cáceres.