Comienza la construcción del edificio de Infantil del colegio Cerro de Reyes

Edificio del colegio público Cerro de Reyes, en el barrio del mismo nombre. :: josé vicente arnelas/
Edificio del colegio público Cerro de Reyes, en el barrio del mismo nombre. :: josé vicente arnelas

Seis centros educativos están en obras durante este verano, con una inversión que supera los 6,8 millones de euros

MIRIAM F. RUABADAJOZ.

Cartel colocado y máquinas en la puerta a punto de entrar en la parcela del colegio público Cerro de Reyes para levantar, por fin, el nuevo edificio con las clases de Infantil y tirar el aulario prefabricado que ha traído de cabeza a padres y profesores por convertirse en fumadero de drogas y refugio de okupas.

El nuevo bloque contará con tres aulas de Infantil con su porche y su patio, al que se podrá acceder directamente desde la calle, pero a la vez estará comunicado con el edificio principal del colegio.

PENDIENTES PARA 2019

uCEIP Enrique Iglesias
Subsanación de deficiencias eléctricas y de los defectos del pararrayos. Ya está redactada la memoria valorada y pendiente de contratación. La inversión es de 32.000 euros.
uCEIP Lope de Vega
Obras en el edificio principal y de Infantil para mejorar la accesibilidad, las puertas de entrada, barandillas, radiadores, azulejería, sanitarios y techado del porche. El presupuesto es de 42.736,66 euros.
uCEIP Luis de Morales
Reparación de las cubiertas, con una inversión de 11.250 euros.
uIES San José
Sustitución del falso techo en una nave por desprendimientos. Se está redactando la memoria valorada y el presupuesto alcanza los 20.000 euros.

Esta es la actuación más importante de una inversión de mejora en este centro que roza los 750.000 euros y que ha sido reivindicada por la comunidad educativa y por la propia asociación de vecinos desde hace varios años.

Las nuevas aulas y el comedor del Santo Tomás de Aquino estarán listos para el mes de octubre En el Bárbara de Braganza, y en el centro Abril se van a llevar a cabo reformas para hacerlos accesibles

Las nuevas clases sustituirán a las que se habilitaron como solución temporal en un viejo almacén del colegio hace ya siete años. Fue la alternativa que se dio a la clausura del aulario prefabricado, que tenía 30 años de antigüedad, y al proyecto de ampliación del centro, redactado entonces y que la crisis económica dejó en un cajón.

La obra que empieza ahora se incluyó finalmente en el Plan de Infraestructuras Educativas 2016-2020 de la Junta de Extremadura. Con ella, se dará una solución definitiva a las clases de Infantil y se acabará con el problema del aulario con su demolición.

Durante los nueve meses que durarán los trabajos, se harán también otras mejoras como la instalación de un ascensor para solventar los problemas de accesibilidad del centro, se reparará el solado del patio, se sustituirán catorce puertas, se reformará la cocina y se renovará el depósito de gasoil.

La obra del colegio Cerro de Reyes es una de las seis que Educación está llevando a cabo en la ciudad, con una inversión que supera los 6,8 millones de euros.

Avanza el del Cerro Gordo

De este montante, el grueso se lo lleva el nuevo colegio del Cerro Gordo, que empezó a construirse el pasado mes de mayo y al que se destinarán 4,6 millones de euros.

El centro, que llegará al barrio más de una década después de su creación, ofertará 750 plazas para las 30 clases (3 de Infantil de 2 a 3 años, 9 de Infantil de 3 a 6 años y 18 de Primaria) que están previstas en la parcela de más de 7.400 metros cuadrados entre las calles Batalla de Valencia, Batalla de La Albuera y Batalla de Torres Vedras.

El nuevo colegio tendrá además gimnasio, biblioteca, aula de música, comedor, sala de usos múltiples y aula de desdoble. Se le dotará además de 7.000 metros cuadrados de patios de recreo y pistas polivalentes.

El plazo de ejecución de esta obra es de 18 meses por lo que difícilmente el colegio podrá abrir sus puertas en el próximo curso, como había anunciado la Consejería de Educación.

Otra de las obras de mayor calado que están ahora mismo ejecutándose son las del colegio Santo Tomás de Aquino para ampliar las aulas de Infantil y dotarlo de comedor. A estas mejoras se han destinado 835.798 euros.

Estos trabajos comenzaron hace justo un año y está previsto que concluyan el próximo mes de octubre. Entonces el centro contará con tres clases más de Infantil, comedor con 50 plazas, ascensor y escalera de emergencias.

Otro de los colegios de la ciudad que tiene albañiles dentro es el Enrique Iglesias, en el barrio de San Roque. En este centro se están construyendo dos escaleras de evacuación, reparándose la cubierta del porche para impermeabilizarla y los desperfectos de la pista polideportiva. Además, se ha insonorizado el aula de música.

Estos trabajos, en los que se han invertido 144.150,50 euros, están muy avanzados y Educación prevé recepcionar la obra la próxima semana.

En los institutos, la única obra que está ahora en marcha es la del Bárbara de Braganza, a la que se destina una partida de 350.374 euros.

En este IES de Pardaleras, Educación está llevando a cabo una serie de reformas para mejorar, sobre todo, la accesibilidad del centro. En este sentido, se va a instalar una plataforma salvaescaleras en la planta baja y se van a construir rampas en el acceso principal del centro y de las pistas deportivas.

Además, está prevista la renovación del solado, que está muy deteriorado y ha provocado caídas y tropiezos de los alumnos.

Esta obra durará tres meses y medio y Educación la ha planificado de tal forma que la reforma interior acabe antes del inicio del próximo curso, porque no puede compatibilizarse con las clases. Las mejoras exteriores podrían también concluir antes de la vuelta de vacaciones de los alumnos, pero en cualquier caso -especifican desde la Consejería- no habría problemas para ejecutarlas con el curso ya en marcha.

De accesibilidad también es la obra que se está haciendo en el centro Abril durante este verano. Se va a instalar un ascensor, vital porque se ha constatado que hay personas discapacitadas que no se matriculan por no poder acceder al centro. Además se van a hacer aseos adaptados y rampas en los desniveles del suelo.