Comer y reír a la vez requiere experiencia

Comer y reír a la vez requiere experiencia
La sonrisa transmite numerosa información sobre aspectos de nuestra vida
A. BARANDA
La importancia de la unidad entre todos los elementos de la boca

La cara y, dentro de ella, la boca, tienen una importancia crucial en multitud de funciones vitales, como por ejemplo la masticación, la deglución, la respiración, el gusto y el olfato. Además, nos permite no solo hablar, también reír y expresar nuestras emociones en un sinfín de formas y movimientos. Por lo tanto, nuestra sonrisa es nuestra tarjeta de visita, ya que habla de nosotros.

La boca está formada por los maxilares, los dientes, los tejidos blandos faciales y los tejidos blandos intraorales. Los maxilares son el armazón y soporte de los tejidos blandos y de los dientes. La forma de la cara depende de la forma del esqueleto maxilar y el hueso de los maxilares es el que da soporte a las raíces de los dientes.

Los dientes, a su vez, están insertados en los maxilares. Si están correctamente relacionados entre sí podremos masticar bien. Si no, la masticación no es eficaz. Además, el color, la forma y la textura de los dientes tienen importancia estética con un gran efecto sobre la apariencia de salud de la persona.

En cuanto a los tejidos blandos faciales, apoyados en los maxilares y en los dientes, si no hay o están alterados, se producen alteraciones en la forma de la cara y los labios, que se hunden y no funcionan correctamente al comer o al hablar. A veces la forma de los maxilares y posición de los dientes no es la adecuada respecto a los tejidos blandos faciales y los dientes y las encías se ven poco o demasiado, lo cual tiene sus correspondientes repercusiones estéticas y funcionales.

El último elemento de la boca son los tejidos blandos intraorales, que están formados por la mucosa de las encías, las mejillas, el paladar duro y blando, la lengua y el suelo de la boca, siendo la encía el más importante, ya que recubre el hueso y las raíces de los dientes, produciendo un sellado biológico que mantiene sanos los tejidos periodontales. La forma de la encía rosa, con esos triángulos entre cada diente, denominados 'papilas interdentarias', recubriendo un hueso maxilar conservado es el principal indicador de estética y salud dento-maxilar y periodontal.

Todos estos elementos forman una unidad estética y funcional encargada de muchas labores diarias. Cada una de ellas está relacionada anatómica y funcionalmente con las restantes en la realización correcta de las tareas mencionadas. Por el mismo motivo, cualquier alteración en la forma o actividad de alguna de ellas afecta a las restantes, por lo que es muy importante realizar revisiones periódicas.

El problema

Cuando se produce una pérdida de dientes por traumatismo o infección, frecuentemente se pierden también tejidos blandos periodontales con las consiguientes alteraciones estéticas y funcionales faciales y bucales. Se pueden reponer los dientes perdidos reconstruyendo adecuadamente los tejidos blandos y duros perdidos, y colocando prótesis fijas sobre implantes osteointegrados.

Para reestablecer adecuadamente la estética y la función dento-maxilar es preciso tener en cuenta todos los factores implicados en cada caso y esta complejidad hace necesaria la especialización de estos tratamientos, que muchas veces son multidisciplinares. Por eso podemos decir que «comer y reír a la vez requiere experiencia» del equipo que realiza el tratamiento.

Planificación

Hay que planificar la forma y la posición de los futuros dientes de forma similar al proyecto que el arquitecto hace de una casa. En función de ese plan de tratamiento se decide tipo, número, posición de los implantes y la necesidad de técnicas auxiliares para mejorar los tejidos blandos y el hueso.

El plan incluye la predicción de la estética y función de los tejidos blandos faciales, el análisis en tres dimensiones de la sonrisa y el estudio radiológico también en tres dimensiones. Antes de empezar el tratamiento es necesario diagnosticar y tratar los posibles problemas dentales o periodontales que afectaran a la estabilidad a largo plazo del tratamiento. Hay que valorar posibles caries, infecciones apicales o periodontales y malposiciones dentarias y decidir la indicación de odontología conservadora, endodoncias, tratamiento periodontal u ortodoncia.

Tejidos blandos y duros

Antes de colocar los implantes dentales con frecuencia es necesario reestablecer la cantidad y calidad de los tejidos perdidos. Existen diferentes técnicas de regeneración que se pueden realizar antes o a la vez de la colocación de los implantes en uno o varios tiempos quirúrgicos. El uso de estas técnicas, cuando está indicado, aunque parece añadir complejidad inicial al tratamiento, realmente facilita su éxito a largo plazo.

Biocompatibilidad

La experiencia mundial acumulada desde hace más de 50 años ha permitido seleccionar y desarrollar los materiales y diseños biológicamente más compatibles. Actualmente hay nuevos diseños y materiales que han demostrado favorecer la estabilidad de los tejidos e incluso su crecimiento, frente a otras más tradicionales que pueden favorecer más la pérdida de tejidos a largo plazo. Una de las técnicas más novedosas en este sentido es la Técnica B.O.P.T. (Biologically Oriented Preparation Technique), que combina el uso de pilares convergentes con un manejo diferente de los tejidos blandos y el diseño de la prótesis.

Número, diseño y posición

Del mismo modo que un proyecto arquitectónico define los pilares necesarios para sostener el edificio, la planificación previa del caso define el tipo número y posición de los implantes que deben emplearse. Hay diseños de implantes más adecuados para diferentes situaciones. El número y diámetro adecuado de los implantes evitan situaciones de sobrecarga a largo plazo de los implantes y permite una duración indefinida de estos tratamientos, si se cumplen unas condiciones adecuadas de salud periimplantaria. Del mismo modo que los dientes naturales pueden perderse si hay problemas, también pueden perderse los implantes. Para evitarlo, el primer requisito es seguir un programa de mantenimiento preventivo que detecte y trate a tiempo los problemas que puedan surgir. No obstante, si el tratamiento no está correctamente planificado o realizado será más fácil que aparezcan problemas y que estos no puedan solucionarse.

Calidad

El resultado final del tratamiento protésico sobre implantes se mide por la estética y funcionalidad de la prótesis realizada. En condiciones ideales una prótesis debe ser indistinguible de los dientes naturales vecinos, tener apariencia de naturalidad, encajar perfectamente con la arcada dentaria antagonista y permitir masticar y hablar con normalidad.

Jacobo Somoza Román: «Lo relevante del diseño digital es que planificamos mucho mejor»

Jacobo Somoza Román se licenció en Odontología por el Instituto Superior das Ciencias da Saude–Norte, en Oporto. Es miembro de la Sociedad Española de Prótesis Estomatológica y de la Sociedad Española del Sueño, así como dictante nacional e internacional de cursos sobre Odontología Digital, Estética e Implantología. Actualmente es uno de los pioneros en todo el panorama nacional en odontología digital facialmente guiada.

–¿Qué ventajas tiene la odontología digital?

–Las principales ventajas son tres. La primera es la predictibilidad, ya que con la odontología digital conseguimos que los tratamientos sean totalmente predecibles. Cuando lo hacíamos de forma analógica, por muy buena formación que tuviésemos, algunas cosas quedaban mejor que otras. La segunda ventaja es la repetibilidad.Cuando diseñas una prótesis o alguna otra operación, la puedes reproducir exactamente igual cientos de veces y siempre quedará de la misma forma.Por último, la tercera ventaja de la odontología digital es la rapidez. Ahora somos más rápidos y más eficaces.

–¿Cuánto tiempo hace que la odontología se ha subido al carro de las nuevas tecnologías?

–Nuestro sector se ha incorporado un poco tarde. Lo hemos hecho cuando la tecnología estaba ya muy avanzada, entonces a todo aquel que se quede un poquito atrás, le costará mucho incorporarse a estos nuevos métodos.

–¿Hay diferencias con los procesos analógicos?

–Sí, antes se hacía el diseño a mano. Ahora con las nuevas tecnologías obtienes más datos y la pantalla del ordenador te permite simular virtualmente la boca del paciente. Esto te permite procesos impensables en la forma analógica, como volver atrás, invertir, ampliar... Para mí lo más relevante es que planificamos mucho mejor y de una forma más completa.

–¿Qué es un protocolo digital de diseño de sonrisa?

–Una técnica mediante la cual obtenemos datos de un paciente con escáner facial, fotos, vídeos, 3D, etcétera; y después se digitalizan. Posteriormente procesamos esos datos y podemos trabajar mejor. Con el diseño virtual podemos simular el resultado final sin haberlo hecho en el paciente. Analógicamente, hasta que no lo llevas a la boca, no sabes cómo va a quedar.

–¿El paciente lo agradece?

–Claro. No solo porque se hace una idea previa de cómo le va a quedar, sino porque le reducimos el número de citas y el resultado es mejor. Por ejemplo, procesos de tres meses se hacen ahora en quince días.

Guillermo Cabanes Gumbau: «La técnica B.O.P.T. aporta ventajas frente a implantes convencionales»

El doctor en Odontología Guillermo Cabanes Gumbau es uno de los miembros fundadores del grupo docente VIG (Vertical Implantology Group). Asimismo, es coautor del libro 'Protocolo clínico-protésico de la técnica B.O.P.T.'

–¿Qué es la técnica B.O.P.T.?

–Las posibilidades de restauración con prótesis fija en dientes e implantes están condicionadas por la habilidad del operador, por los avances de la odontología y por las técnicas y materiales disponibles. El concepto B.O.P.T. fue desarrollado por el Dr. Ignacio Loi a lo largo de su dilatada experiencia clínica y publicado en el año 2008, constituyendo una probada realidad en el modelado y conservación de los tejidos tanto en prótesis sobre dientes como sobre implantes. Los principios esenciales de esta técnica se basan, de modo muy resumido, en la ausencia de línea de terminación en el pilar, con morfología troncocónica que aporta un mayor espacio disponible para el desarrollo de los tejidos blandos de sellado pericoronario, y en el hecho demostrado de que la encía tiene la capacidad de posicionarse y adaptarse sobre las formas protésicas, tanto en prótesis sobre dientes, como sobre implantes. Esto ayuda a conseguir un ajuste más sencillo y controlado en la prótesis a nivel gingival. Esta característica, unida a la confección de la morfología protésica con un 'sobrecontorneado y festoneado gingival fisiológico', favorecerá que las fibras colágenas pericoronarias se mantengan estables y gruesas, incrementando la magnitud de la barrera gingival de sellado cervical, responsable de mantener en el tiempo la protección de los tejidos óseos de soporte y la estética a nivel tisular.

–¿Qué aportan los nuevos diseños basados en esta técnica?

–Aporta ventajas respecto a otros implantes convencionales. Por ejemplo, protege el gap de unión pilar-implante de forma más eficiente, disminuye la necesidad del uso de pilares intermedios transmucosos, facilita las maniobras clínicas de ubicación supragingival de los aditamentos, incrementa el espacio disponible para los tejidos mucosos de sellado alrededor del implante y permite disponer de un 'área de cierre' (en vez de solo una línea) donde poder elegir la ubicación del inicio del perfil de emergencia de la corona de forma más personalizada.

–¿Qué materiales se suelen usar para este tratamiento?

–Actualmente existe la posibilidad de utilizar materiales para diseño y confección de restauraciones prostodóncicas basados en componentes y procedimientos de última generación.

El doctor José Carlos Moreno Vázquez (centro) presidió el acto y presentó a los odontólogos Jacobo Somoza Román (izquierda) y Guillermo Cabanes Gumbau (derecha).
El doctor José Carlos Moreno Vázquez (centro) presidió el acto y presentó a los odontólogos Jacobo Somoza Román (izquierda) y Guillermo Cabanes Gumbau (derecha). / Pakopí

IV Reunión antiguos alumnos del Instituto Neofacial Badajoz acoge a profesionales a la vanguardia de la odontología

La sede del colegio de Médicos en Badajoz acogió el pasado jueves la IV reunión de antiguos alumnos del Instituto Neofacial. El acto, presidido por el director de esta entidad, José Carlos Moreno Vázquez, atrajo a unas cuarenta personas que no quisieron perderse las ponencias de dos odontólogos de referencia nacional.

El doctor GuillermoCabanes Gumbau habló sobre la técnica B.O.P.T. y cómo ha constituido un gran avance en el control de los tejidos pericoronarios y en la obtención de una estética superior.

Karen y Manuela, dos estudiantes del Curso de Especialista Universitario en Implantología y Cirugía Oral, impartido por el Instituto Neofacial, salieron de la primera charla muy satisfechas, ya que «Cabanes explicó técnicas novedosas y con fines estéticos, que es lo que quiere la gente», indicaron.

Después de una pausa para el café, llegó el turno del doctor Jacobo Somoza Román, experto en odontología digital facialmente guiada. Somoza enumeró las ventajas de la aplicación de nuevas tecnologías a la odontología y detalló las herramientas punteras para este método que permite predecir cómo quedará la sonrisa del paciente.

Para José Carlos Moreno, recibir a odontólogos de otras regiones es una buena oportunidad de ampliar conocimientos. «Para Neofacial es muy importante promover la formación y la investigación clínica, por lo que es magnífico poder seguir formándonos tan cerca de casa», manifestó.

«Ningún profesional tiene en sus manos todo lo que la ciencia aporta. Por lo que hoy en día el mejor tratamiento lo ofrece un equipo completo (el Instituto Neofacial cuenta con casi una veintena de médicos especializados en diferentes áreas), ya que podrá planificar, ejecutar y también resolver las complicaciones, si surgiesen. Por lo tanto, recibir a estos dos profesionales a la vanguardia de los tratamientos que realizamos, es muy enriquecedor», aseveró el doctor Moreno.

Inmaculada fue otra de las asistentes a la reunión del jueves. Su caso es llamativo porque ella cursó el curso de Implantología en su primera edición (2008-2009) y volvió a realizarlo ocho años después. «Repetí porque ampliaron el programa y la verdad es que ha ido mejorando progresivamente en cuanto a contenido y prácticas. Es muy completo», afirmó. «El Instituto Neofacial es de las entidades que más promociona la formación continuada en Extremadura», apostilló esta dentista.

Más de cuarenta personas asistieron a este encuentro formativo organizado por el Instituto Neofacial.
Más de cuarenta personas asistieron a este encuentro formativo organizado por el Instituto Neofacial. / PAKOPÍ

Equipo médico

Dirección:
José Carlos Moreno Vázquez
Cirugía Oral, Maxilofacial, Estética e Implantología:
José Carlos Moreno Vázquez y Herminia Serrano Gil
Odontoestomatología:
César Gallego Vicente, Isabel Ledesma Pavón, Marta Pereira Gullón, Carlos Sánchez-Moreno Gómez y Héctor Fuentes Bartolomé
Dermatología:
Francisco Peral Rubio
Medicina Estética:
Elena Asuar Jurado
Nutrición y Dietética:
María Jesús Rodríguez Rodríguez
Ecografía:
M. Ángeles Fernández Gil
Cirugía ortopédica:
Miguel Domínguez Meléndez
Anestesiología y Reanimación:
Francisco Alfonso Sanz, Eduardo Delgado Salguero, Pedro Donoso Bravo, Joaquín García Guerrero y Manuel Rodríguez Morujo

Temas

Badajoz