Los 38 colegios públicos de la ciudad y de las pedanías ya cuentan con conserje

El Ayuntamiento quiere crear una bolsa de trabajo específica para este colectivo, pero de momento utiliza la existente de limpiadores

EUROPA PRESS

Badajoz. El curso escolar comenzó ayer en la ciudad de Badajoz con 38 conserjes-limpiadores en otros tantos colegios públicos del casco urbano y de las pedanías tal y como lo había solicitado sus equipos directivos.

El conserje-limpiador es una figura que se rescata tras las protestas de las asociaciones de padres y madres de alumnos y de los equipos directivos de la comunidad educativa, después de que el año pasado se iniciasen las clases sin este personal, que se dedicará durante el curso a tareas como abrir y cerrar las instalaciones, labores administrativas o de limpieza básica.

Así lo explicó ayer la concejala delegada de Colegios, Lara Montero de Espinosa, en una rueda de prensa sobre el proceso de selección e incorporación de conserjes-limpiadores en colegios públicos en la que recordó que, tras las críticas de las ampas y de la comunidad educativa a partir de octubre o noviembre del pasado curso, el Ayuntamiento incorporó dicha figura en enero.

Según recordó, entonces se tuvo que «tirar» de la bolsa de limpiadores que tiene el Ayuntamiento y que está en vigor desde el año 2013. El nuevo equipo de gobierno considera necesario crear una bolsa específica para este colectivo, pero no ha habido tiempo material para constituirla antes del comienzo del curso, por lo que a corto plazo se seguirá utilizando la bolsa existente. De hecho las 53 personas selecionadas para este curso han salido de ella utilizando criterios como la conciliación de la vida familiar y laboral o las características o necesidades trasladadas por los equipos directivos de los centros para decidir qué personal corresponde a cada colegio.

Lara Montero de Espinosa apuntó que en muchos casos los conserjes es personal con diplomaturas de Biblioteconomía o cursos de formación de auxiliar administrativo o administrativo o gente formada en primeros auxilios que, en todo caso, han recibido un curso de formación.

Según la edil, el Servicio de Colegios trabaja con 38 centros educativos públicos de Infantil y Primaria y Educación Especial, que albergan unos 10.000 niños de entre 3 y 12 años, a los que el Ayuntamiento dedica anualmente unos tres millones de euros, además de contar con 173 trabajadores entre personal de mantenimiento, vigilancia y limpieza incluyendo los dos contratos externos.

En estos centros, que agrupan 80 edificios al contar la mayoría con dos, se ha realizado durante estos pasados meses de verano una campaña de pintura, destacando los trabajos realizados en el Arias Montano, donde se ha pintado la parte del patio interior correspondiente al centro, San José de Calasanz, Santa Marina, Juan Vázquez, Villafranco, Los Ángeles y Balboa.

También se ha acometido una campaña de revisiones eléctricas, obligatorias cada cinco años, en el San José de Calasanz, Santa Marina, Juan Vázquez, Los Ángeles y en Balboa y Villafranco.

Durante el verano también se ha realizado una puesta a punto de los centros, llevando a cabo tareas como la revisión de cubiertas, limpieza y puesta a punto de salas de caldera o remates de pintura en colegios que no están incluidos en la campaña pero que necesitan un repaso, como es el caso del General Navarro.