El Cerro Gordo estrena el primer parque infantil con sombra artificial de Badajoz

El parque infantil de la calle Teniente Ruiz tiene un toldo que cubre la zona de juegos. ::/J.V. ARNELAS
El parque infantil de la calle Teniente Ruiz tiene un toldo que cubre la zona de juegos. :: / J.V. ARNELAS

En la zona de columpios y juegos se ha instalado un toldo sujeto por cuatro postes que evita que el sol le dé de lleno a los niños

Miriam F. Rua
MIRIAM F. RUA

El Cerro Gordo puede presumir de ser el único barrio de Badajoz que tiene parque infantil con sombra artificial. Un toldo sujeto por cuatro postes cubre el área de juegos para niños de la calle Teniente Ruiz, que acaba de reabrirse junto al enorme espacio deportivo y de ocio creado en el barrio.

Esta solución es la primera vez que se ensaya en Badajoz y ha sido aplaudida por las familias de este barrio, ya que les permite estar más tiempo con los niños en la zona de juego pese a las altas temperaturas.

El éxito ha sido tal que, pese a que el otro parque que está en el lado opuesto de la barriada, en la calle Batalla de Rioseco, se ha renovado también, este viernes el único que estaba repleto de niños era el que tenía sombra.

«Estamos trayendo a los niños por las mañanas al parque y está muy bien, sobre todo por la sombra que quita muchísimo el calor. El único fallo del otro parque, que también lo han dejado muy bien es que no tiene toldo», comenta Nuria Gullón, vecina del Cerro Gordo y una de las monitoras del campamento de verano en el que atiende a 35 niños del barrio.

En la renovación de los dos parques infantiles, el Ayuntamiento ha dedicado casi 162.000 euros, una inversión muy reclamada en el barrio que, aunque se previó en el plan de impulso del pasado verano, no hubo margen para hacerlo y se incorporó al presupuesto de 2018 (que es el que actualmente está prorrogado) para poder llevarlo a cabo.

Los trabajos han dejado como nuevas las dos áreas infantiles, a las que no les falta detalle. Un vallado de protección de colores, suelo de caucho continuo y muy llamativo, columpios con asientos adaptados para personas con discapacidad, balancines y plataforma multijuegos con toboganes, cuerdas y escaleras, entre otros entretenimientos.

«Estamos muy contentos, lo que más me gusta es el suelo nuevo que han puesto, porque el de antes con tanta piedra era bastante peligroso», comenta Laura García, vecina de la barriada.

Dentro del área infantil, también se han instalado bancos para hacer más llevadero el acompañamiento de los padres y fuente de agua potable. Y árboles nuevos bordeando el vallado de seguridad, que aún no tienen suficiente porte como para dar sombra. Por eso, lo único que distingue a los dos parques de la barriada es la sombra artificial, que solo ha llegado a uno de ellos.

El toldo del parque de la calle Teniente Ruiz abarca los 120 metros cuadrados del área de juegos y bajo él, a los niños no les hace falta ponerse gorra.

El parque infantil de la calle Teniente Ruiz tiene un toldo que cubre la zona de juegos. ::
El parque infantil de la calle Teniente Ruiz tiene un toldo que cubre la zona de juegos. :: / J.V. ARNELAS

«Se va a masificar»

«La sombra está bastante bien, porque los niños están de vacaciones y estamos aquí mañana y tarde. Al otro parque solo le da un poco de sombra de los edificios por la mañana temprano, el resto del día está a pleno sol», comenta García, quien añade: «Con la cantidad de niños que hay aquí, si hay dos parques qué mínimo que sean iguales para que se repartan. Porque con el otro sin sombra, al final lo que va a pasar es que éste se va a masificar».

Reclaman así que se extienda la solución al otro parque y no solo eso, también sugieren que este tipo de toldos se instalen en los parques de otros barrios de la ciudad para que puedan usarse en verano no solo de noche.

Así lo cree Gullón: «Este tipo de toldo vendría muy bien en otros parques de la ciudad, sobre todo en las zonas infantiles del parque del río, donde hay muchos niños y ahora en verano no puedes llevarlos hasta las ocho o las nueve de las noche e incluso hay días que no los puedes sacar de casa». De la misma opinión es Laura García. «Visito otros parques de la ciudad como los de Valdepasillas, que están bastante bien, pero el inconveniente es que no tienen sombra ninguna, solo la que dan los pisos».

Temas

Badajoz