126 candidatos aspiran a las 38 plazas de la Policía Local de Badajoz tras la prueba física

La prueba de velocidad exigía a los hombres recorrer 50 metros en 7 segundos y 50 décimas :: j. v. arnelas

Se habían inscrito 440 opositores, pero sólo fueron al ejercicio de ayer 246 aspirantes y la mitad no lograron superar las marcas establecidas

Evaristo Fdez. de Vega
EVARISTO FDEZ. DE VEGABadajoz

El polideportivo de La Granadilla acogió ayer por la mañana las pruebas físicas con las que se inicia la selección de los policías locales que ocuparán las 38 plazas de libre acceso convocadas por el Ayuntamiento. En la lista de admitidos figuran 440 candidatos, pero ayer sólo concurrieron 246.

El primer ejercicio consistió en el lanzamiento de un balón medicinal de 3 kilos. Para los hombres, la marca mínima era de 9 metros y para las mujeres, de 6 metros y 80 centímetros. Suspendieron 49 candidatos.

Con posterioridad, los aspirantes que habían pasado la prueba realizaron el salto horizontal con los pies juntos. Sólo pasaron los hombres que saltaron más de 2,20 metros y las mujeres que llegaron a 1,90.

Manuel Rodríguez no pudo presentarse porque se rompió la tibia por estrés hace 17 días

La tercera prueba era de velocidad y exigía recorrer 50 metros lisos en la pista de atletismo en 7 segundos y 50 centésimas (8 segundos y 40 centésimas las mujeres).

A continuación entraron en la piscina para nadar 50 metros. Podían utilizar el estilo que mejor se adaptase a sus características, pero sólo obtuvieron el aprobado los hombres que lo hicieron en menos de 60 segundos y las mujeres que emplearon menos de 1 minuto y 10 segundos.

Al final de la mañana habían superado la criba 126 candidatos (alrededor del 10% eran mujeres) y otros 120 habían suspendido en alguno de los ejercicios.

Lesionado hace 17 días

Los candidatos confirmaron que las marcas eran más exigentes que en algunas localidades de menor tamaño en las que se han presentado a procesos similares.

Manuel Rodríguez Orellana era un vivo ejemplo de ello. A sus 41 años, se había marcado las oposiciones de Badajoz como la gran oportunidad de ingresar en el cuerpo de la Policía Local. Pero una inesperada lesión le impidió participar en la prueba. «Llevaba cinco años preparándome, mínimo ocho horas diarias de estudio, y hora y media de entrenamiento».

Ese ritmo de preparación lo había mantenido durante los últimos cinco años, pero hace 17 días sufrió una fractura incompleta de tibia que achaca al estrés. «De todas las oposiciones se dice que son duras, pero esta me ha costado una lesión. Pensé que me recuperaría a tiempo, pero he llegado a este día con una escayola que no me permite moverme».

Los opositores que han compartido con Manuel interminables horas de estudio en la Biblioteca Pública del Estado y en las pistas de La Granadilla se dirigían a él para transmitirle apoyo.

Junto a Manuel se encontraba Patricia García, que en septiembre de 2017 sufrió una fractura de fémur cuando estaba a punto de conseguir una plaza en Higuera de Vargas. «Allí aprobé las pruebas físicas un lunes. El siguiente examen era una semana después, pero el viernes anterior al segundo examen se me partió el fémur y me pusieron tres clavos que acaban de retirarme estos días. Pensé que podría llegar a las oposiciones de Badajoz, pero al final no me ha dado tiempo de recuperarme».

Las oposiciones matan

«Las oposiciones matan», reflexionaba ayer Patricia mientras recordaba que ella no se rompió el hueso haciendo ejercicio, sino en la Biblioteca del Estado en un día intenso de estudios. «Me dijeron que había sufrido la fractura por estrés. Al principio pensaron que era una luxación, pero durante año y medio he tenido que llevar esos clavos».

Tras las pruebas de ayer, los 126 opositores que han aprobado se enfrentarán a la prueba teórica, que tendrá 90 preguntas tipo test. Y si aprueban, irán al ejercicio práctico, donde tendrán que resolver uno o varios supuestos policiales. Finalmente, habrá unas pruebas psicotécnicas y médicas.

Los 38 candidatos que culminen ese proceso con la mejor calificación obtendrán plaza si no se cruza una impugnación. El sindicato USO ya planteó dudas sobre el tribunal y el proceso fue suspendido cautelarmente. Poco después, el juzgado permitió que continuara, pero ese recurso aún no se ha resuelto.