Cabezas abrirá los contactos para conquistar a Cs la próxima semana

Ricardo Cabezas y Francisco Fragoso. :: HOY/
Ricardo Cabezas y Francisco Fragoso. :: HOY

Las negociaciones se llevan en varios niveles, aunque en el PSOE son conscientes de que Ciudadanos decidirá en Madrid

Rocío Romero
ROCÍO ROMEROBadajoz

El Ayuntamiento de Badajoz está expectante, a la espera de que los partidos negocien y aclaren quién será el próximo alcalde.

El candidato del PSOE, Ricardo Cabezas, dijo ayer en Ecuextre que espera comenzar las negociaciones la próxima semana. Hablará con Cs y Unidas Podemos, pero no con Vox ni con PP. Las conversaciones se llevarán en varios niveles. Por un lado, el secretario general de los socialistas extremeños, Guillermo Fernández Vara, hablará con el líder de Ciudadanos, Cayetano Polo, y los mandos de Unidas Podemos. Será el enlace con Madrid.

Más información

Por otro lado, Cabezas negociará con los candidatos de Badajoz y verá las posibilidades de alcanzar un acuerdo. Compartirá el peso de las conversaciones con el secretario general provincial, Rafael Lemus.

Hay que tener en cuenta que se pueden dar distintos escenarios porque primero se hablará de la investidura y después de la gestión diaria. Pueden llegar a un acuerdo para que los cuatro concejales de Ciudadanos le den su apoyo en la votación para convertirlo en alcalde y, después, alcancen otro de Gobierno o para prestarle apoyo sin entrar en el equipo. La única concejala de Unidas Podemos no suma con los doce ediles del PSOE para lograr la mayoría absoluta. Se queda en trece, cuando la mayoría está en catorce.

De todas formas, a Cabezas le vale con que Cs se abstenga de la votación. Los cuatro votos naranjas son determinantes para la mayoría absoluta de Cabezas o de Fragoso. Si ninguno logra los 14 votos, queda investido quien sacó más votos, que es Cabezas.

Si este llegara a algún tipo de acuerdo con el partido naranja, tendrá que someterlo al visto bueno de la asamblea local de su partido, que previsiblemente le daría su apoyo para recuperar una Alcaldía que los socialistas perdieron en 1995. Después, pasaría a los órganos regionales para respaldarle. Eso es lo que marcan sus estatutos.

En el PSOE no tiene previsto crear comisiones especiales para negociar, como sí han hecho en Ciudadanos a distintos niveles. Primero en Madrid y después en Mérida para explorar los acuerdos. Los de Albert Rivera tienen la llave para los consistorios de Badajoz, Almendralejo y Cáceres, en Extremadura. Cs no ha desvelado sus condiciones, más allá de que el candidato en cuestión asuma su proyecto de ciudad. Han abierto la puerta a apoyar a distintos partidos en cada ciudad. Dicen que escucharán a los candidatos locales, antes de elaborar una propuesta y presentarla a Madrid, que es la que tomará la decisión dependiendo del mapa general de pactos.

Cs, a su vez, recibirá el apoyo de otros partidos para tres alcaldías en Extremadura. El PSOE le respaldará en Malpartida de la Serena y La Garrovilla, mientras que el PP le apoyará para desbancar al PSOE de Villafranca de los Barros.

Badajoz Adelante gastó 7.000 euros en su campaña

Badajoz Adelante (BA) ha estado a 105 votos de entrar en el Ayuntamiento. Una representación que conlleva, también, una aportación mensual para mantenimiento del grupo que los partidos usan para su funcionamiento, y que BA no recibirá.

Los de Antonio Manzano han invertido entre 6.000 y 7.000 euros en su campaña, entre los gastos de papelería (han editado 30.000 sobres y programas) y el alquiler de un local durante tres meses en la calle del Obispo. Ese dinero, aseguran, ha salido de las aportaciones de sus militantes y de algunas donaciones en la recta final de la campaña. No han solicitado ningún préstamo.

El partido ha presentado una reclamación para que la junta electoral realice otro escrutinio de las actas que contienen los recuentos de cada mesa para cerciorarse de que no existen más fallos, habida cuenta de que el domingo le otorgaron 164 votos de más que le suponían un concejal y que finalmente ha ido a parar al PSOE.