¡Bertín, te quierooooo!

El conocido cantante llena la Feria de los Mayores en Badajoz| Cientos de mujeres de todas las edades se rindieron a los encantos del artista en Ifeba

¡Bertín, te quierooooo!
Rocío Romero
ROCÍO ROMEROBadajoz

Faltan veinte minutos para las cinco de la tarde. La puerta lateral de Ifeba, por donde suelen entrar las autoridades y los expositores, está llena. Hay mayores sentados en la rampa buscando algo de fresco con las piernas colgando, los hay arremolinados y algunas están pendientes de un coche con los cristales tintados que acaba de entrar.

«¡Ahí está Bertín!», exclaman medio nerviosas Paqui Jiménez y Angi Contreras. Ambas han llegado a Ifeba desde Esparragosa de Lares gracias a la asociación de pensionistas Los Labriegos en un autobús con otras 40 personas. Su pretensión es hacerse una foto con el cantante.

Pero para eso había que buscar otra puerta. Es lo que hicieron Chelo Calvo, de 56 años, y Fátima Carretero, de 43. Buscaron una salida junto al escenario y, bingo, en la explanada posterior estaba el camerino. A las cinco en punto, el cantante salía de la habitación. Pelo hacia atrás, vaqueros y camisa celeste. Chelo y Fátima, emocionadas. «A mí es que me gusta todo, es guapo, es atractivo... Ay, y encima me ha tocado», decía Chelo entre carcajadas justo después de lograr su foto.

«Hombre, venga, que tengo que empezar», decía Bertín Osborne, mientras Dori Moreno, llegada desde Coria y con 63 años, se colaba en la foto con las otras dos y después pedía una más para ella sola. Y el cantante aceptaba, pero apremiaba.

Dentro del pabellón, una masa enfervorizada le esperaba. Igual que si fueran unas adolescentes con Justin Bieber, unas cuarentonas con Alejandro Sanz y unas cincuentonas con Hombres G. Solo que a Bertín Osborne le esperaban todas.

Puso un pie en el escenario y se escucharon los gritos. A la atronadora recepción le siguió el silencio. Entonaba ya 'Volver'. Únicamente acompañado de un piano estuvo cantando unos 50 minutos.

Solo hizo falta esa primera canción para que Elena Branjo, monitora en la feria de 29 años, lo admitiera entre risas: «Es guapo».

«A estas horas tendríais que estar durmiendo la siesta», dijo antes de dar paso a su segunda canción. Que él pasa mucho por Extremadura, dijo, en sus traslados entre Madrid y Sevilla. Que para en la sierra de San Pedro y Zafra. Pero este viernes llegó a Badajoz en su avión privado. Y se fue justo después de la actuación en dirección a Vigo, donde este sábado ofrece otro concierto.

Desde Zarza la Mayor había venido Ana María Castellanos. Llevaba tres horas de pie esperando al cantante. A ella le merece la pena. Le sigue en sus programas de televisión y sacó entradas para verlo el pasado verano en el Puerto de Santa María, pero canceló la actuación y le devolvieron el dinero. En Badajoz se quitó la espinita de verlo en directo. «Aparte de lo bien que canta, es muy sencillo y muy simpático».

Osborne estaba en ese momento ya entonando 'My Way', y le siguió con una canción en italiano que había interpretado hace casi tres décadas en el Festival de San Remo junto a Pavarotti.

Pero las extremeñas esperaban las canciones de toda la vida y le corearon algún estribillo. «Te quiero vida mía/ te quiero noche y día/ no he querido nunca así...»

Eugenia Galán salió por la mañana de Puebla de Obando para verle en directo y oírle cantar rancheras. «He venido a la feria de los Mayores por él».

Más animadas a la derecha

El ala más animada estaba a la derecha del artista. Entre ellas se encontraba Maribel Barrero, apoyada en la pared y con la ayuda de una muleta. Está recién operada con una prótesis en la rodilla, de ahí la silla pequeña portátil que había plantado a su lado. Pero sentada no le veía. Por eso aguantó de pie. La ocasión lo merece. Había salido por la mañana de su pueblo, Cilleros, en Sierra de Gata, con otras 55 personas. «Me encanta, él es producto nacional. Es totalmente nuestro». Maribel ha vivido en Madrid, pero hasta hasta este verienes no se había animado a verle en un concierto y a tararear junto a él las canciones de toda la vida.

«Bertín, mira para acá», le gritaban de un sitio y de otro.

CheloCalvo, Fátima Carretero y Dori Moreno lograron su foto. ::
CheloCalvo, Fátima Carretero y Dori Moreno lograron su foto. :: / J.V.A.

Dos de las más animadas estaban ataviadas con los trajes regionales. Eran Isabel Perera (de Gévora) y Felisa Corchado (Valdebótoa).Acababan de terminar su actuación y se tenían que ir corriendo a ensayar porque mañana domingo repiten. Pero eso no importaba mientras Bertín cantaba. «Me encanta, pero es una pena que no nos podamos acercar. Me hubiera encantado tener una foto con él», dijo Felisa.

El intérprete se había arrancado ya por rancheras. Y ellas cada vez más animadas. Hasta que ya Isabel Perera explotó:«¡Sigues estando igual de bueno. Te quiero, Bertín, después de mi marido. Bertín, Bertín: te quierooooooooo!».