El bastón de mando ya preside el salón de plenos de Badajoz, solo falta el alcalde

El bastón de mando ya está preparado en el salón de plenos. :: PAKOPÍ/
El bastón de mando ya está preparado en el salón de plenos. :: PAKOPÍ

Entre hoy y mañana se preparará la sala noble para que el sábado, a las 12 de la mañana, comience la constitución del nuevo Ayuntamiento

MIRIAM F. RUA

De carey, con empuñadura dorada y cordón en hilo oro y negro. Así es el bastón de mando que ya está colocado delante del sillón presidencial del salón de plenos del Ayuntamiento de Badajoz. La incógnita es quién lo cogerá el sábado.

En el Consistorio se trabaja ya para que el salón de plenos acoja el acto más importante de la legislatura: la constitución de la nueva corporación municipal y la toma de posesión del nuevo alcalde.

De la solemnidad del acto dan cuenta los maceros que franquean las puertas del salón de plenos y que representan el poder y la autoridad. Son dos funcionarios municipales voluntarios los que encarnan esta tradicional figura. Los maceros van ataviados con dalmáticas de terciopelo rojo con el escudo bordado de la ciudad sobre una chaqueta y unos pantalones de terciopelo negro. Completan el atuendo el gorro con el escudo en el frontal y una pluma blanca. Cada uno portará una maza de plata que apoyarán sobre sus hombros.

A las doce de la mañana del sábado, se abrirán sus puertas para que los 27 concejales que los ciudadanos eligieron el 26 de mayo ocupen sus asientos. Los socialistas se sentarán en la bancada que está a la derecha de la presidencia. A la izquierda, abajo se situarán los nueve concejales populares, arriba los cuatro de ciudadanos y seguidos a ellos la edil de Unidas Podemos y el representante de Vox.

Dado el calado del acto, solo se podrá acceder por invitación. Dos para cada concejal, de los cuales uno podrá entrar al salón de plenos y el otro tendrá que seguir la toma de posesión desde el pasillo, donde se colocarán asientos. Dentro, habrá espacio reservado también para las autoridades civiles, militares y religiosas de la ciudad. Se habilitará además el salón Conquistadores para poder seguir la sesión por televisión.

El acto lo abrirá el secretario general del Ayuntamiento, Mario Hermida, quien tras leer los artículos de la Ley de Régimen Electoral General que rigen el proceso de toma de posesión de la corporación municipal y la elección del alcalde, procederá a constituir la mesa de edad.

Estará integrada por la concejala de mayor edad, que en esta ocasión es la socialista Rita Ortega de 71 años, que será la que presidenta de la mesa, y por la también edil del PSOE Sara Durán, de 25 años, como benjamina de la corporación. Hermida completa la terna como secretario.

Después, la mesa comprueba las credenciales de todos los concejales y la resolución de incompatibilidades para ejercer este cargo público, una formalidad ya que es un trabajo que se hace con anterioridad.

A continuación, se produce la toma de posesión de los concejales. Uno a uno serán llamados por el secretario general según los resultados electorales y a todos les hará la misma pregunta: '¿Jura o promete por su conciencia y honor, cumplir fielmente las obligaciones del cargo de concejal del excelentísimo Ayuntamiento de Badajoz, con lealtad al Rey y guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado?

Medallas, ¿sí o no?

Los ediles socialistas serán los primeros en jurar o prometer su cargo, siendo habitual que se decanten por esta última fórmula. Les seguirán los concejales del PP, Cs, Unidas Podemos y Vox. A todos, la presidenta de la mesa les entregará una medalla con el escudo institucional de la ciudad, que en la constitución de la corporación anterior rechazaron tanto el grupo socialista como Recuperar Badajoz por el dispendio económico que, a su juicio, suponían. Alberti y Durán serán las últimas en jurar o prometer su cargo, quedando constituido el nuevo Ayuntamiento.

Comienza así la segunda parte, el nombramiento del alcalde. Cada concejal recibe una papeleta con la leyenda 'Doy mi voto a...' para que escriban el nombre de su candidato y la depositen en una urna de metacrilato. Alberdi será la encargada de leerlas una a una y, cuando termine, el secretario general anunciará el resultado y proclamará alcalde, al concejal con más votos. Si hay empate, sería alcalde Ricardo Cabezas, por encabezar la lista más votada.

Frente a la Constitución, el nuevo alcalde jurará o prometerá su cargo y recibirá el bastón de mando de manos de Alberdi. Tras esto, pronunciará como cierre del acto, que se alargará durante una hora, su primer discurso.