El SES desiste de reformar Los Pinos y trasladará el centro de salud al juzgado

Los juzgados de Badajoz, en la avenida de Colón. :: hoy/
Los juzgados de Badajoz, en la avenida de Colón. :: hoy

La alternativa que maneja es construir un nuevo edificio si existiera un espacio de 2.500 metros cuadrados en la zona

Rocío Romero
ROCÍO ROMEROBadajoz

La apuesta por el edificio de los juzgados para acoger el centro de salud de la zona centro es total. De momento, es además prácticamente la única que tiene el SES sobre la mesa. Los responsables han descartado reformar la sede actual, la del edificio de Los Pinos en la ronda del Pilar, para este fin. La idea es construir uno nuevo, en caso de que el Ayuntamiento ceda un espacio, o adaptar el edificio actual de los juzgados en la avenida de Colón. El problema es que no existen demasiados espacios públicos con las dimensiones que se requieren disponibles en el centro más allá de este inmueble.

El edificio de los juzgados mide unos 8.000 metros cuadrados y el SES apenas necesita unos 2.500 metros cuadrados. El gerente del área de salud de Badajoz, Dámaso Villa, cree que podrían ocupar dos plantas. El resto del inmueble quedaría a disposición de la Junta.

Los responsables del SES ya lo han visitado y en una primera valoración calculan que adaptarlo costaría dos millones de euros. Pueden pasar entre dos años y dos años y medio hasta que esté listo. Entre otras cosas porque el edificio que se estaba construyendo en la Ronda Norte para reunir a los juzgados de la ciudad está parado por problemas económicos de la constructora. Se encuentra prácticamente terminado, pero aún tienen que acabarlo y amueblarlo para que los juicios se puedan celebrar allí. Por otro lado, el Ministerio de Justicia tendría que ceder este inmueble al SES y este, a su vez, licitar los concursos de proyectos, obras y material. El traslado no sería, por tanto, inmediato. De hecho, ese plazo de dos años y medio es el que baraja el SES si los juzgados se mudan a Ronda Norte en un periodo máximo de un año. Si esa mudanza se alargara, el traslado se retrasaría.

Dámaso Villa estima que usarían dos plantas y la Junta decidiría sobre el uso del resto del inmueble

Una primera estimación apunta a una inversión de dos millones de euros para adaptarlo al nuevo uso

Los usuarios podrían usarlo en dos años y medio si los juzgados se mudan en un año como máximo

Pero sí es cierto que es la idea que más opciones tiene en estos momentos. El consejero de Sanidad, José María Vergeles, apuntó a esta posibilidad hace una semana y el gerente del área de salud de Badajoz, Dámaso Villa, fue más explícito ayer. Casi lo dio por hecho.

Por un lado, descartó la posibilidad de reformar el edificio actual, donde habría que invertir medio millón de euros, así como trasladar a los profesionales y a los usuarios durante al menos un año y volver de nuevo cuando estuviera listo.

Hay que tener en cuenta que las deficiencias en la estructura son la gota que colma el vaso, pero no es el único problema. En primer lugar, saben que podrían surgir otras complicaciones en el edificio que encarecerían el refuerzo de la estructura.

En segundo lugar, este centro de salud, que atiende a 20.000 usuarios, necesita más espacio. Carece de salas de rehabilitación, para atención dental y reuniones. En su día, este edificio fue una solución provisional. Este centro se encontraba en el Hospital Provincial, pero fue trasladado cuando la Diputación lo cedió a Turespaña para construir el fallido parador. De aquello hace diez años, cuando se invirtieron 700.000 euros en el inmueble que ahora se ven obligados a desalojar. El presidente de la institución provincial, Miguel Ángel Gallardo, ha descartado en los últimos días que el edificio histórico pueda acoger de nuevo esas dependencias. El mercado gourmet ya está en construcción y los planes para este inmueble están encaminados a priorizar el uso comercial y turístico, además de otros relacionados con la enseñanza.

En tercer lugar, tendrían que hacer dos traslados, como se ha apuntado antes. Primero uno que se prolongaría durante al menos un año mientras se reforma el edificio, y después la vuelta a las instalaciones. Ese trasiego desaconseja la operación.

Los cambios, como se ha apuntado antes, no serán inmediatos. Y mientras se realicen las obras de construcción o de reforma de los juzgados, los usuarios seguirán en Los Pinos. Una empresa especializada está vigilando los problemas en la estructura y, aseguran, no existen riegos inminentes.

La tercera opción que está sobre la mesa es que el Ayuntamiento ceda un espacio de unos 2.500 metros cuadrados para que o bien el SES lo reforme o lo edifique en una parcela. Han existido conversaciones, pero de momento no hay ninguna propuesta municipal. La esperan en un mes, aproximadamente. El Ayuntamiento no quiso ayer pronunciarse.

Respuestas a los vecinos

Los residentes en la zona explicaron a HOY su disconformidad respecto al traslado a los juzgados la semana pasada, cuando Vergeles se refirió a ello por primera vez. Dámaso Villa explicó ayer que se reunirá con las asociaciones que los agrupa. Pero admitió que las soluciones no pueden gustar a todo el mundo.

La ciudad cuenta con una decena de centros de salud. Los más recientes se ubican en Cerro Gordo, Valdepasillas y Ciudad Jardín. Pero no son los únicos. El del Progreso se levantó hace trece años y Suerte de Saavedra inauguró el suyo hace cinco. Ahora le toca el turno a Los Pinos.

Temas

Ses, Badajoz
 

Fotos

Vídeos