Bajo los adoquines del instituto también hay una playa

Alumnos del IES San Fernando con sus pancartas. :: c. moreno/
Alumnos del IES San Fernando con sus pancartas. :: c. moreno

Natalia Reigadas
NATALIA REIGADASBadajoz

Entre mayo y junio de 1968, los estudiantes, los intelectuales, los sindicatos y los obreros se echaron a la calle en Francia. Protagonizaron la huelga más grande de la historia del país y lograron que las protestas se extendiesen por el mundo. Finalmente consiguieron que se adelantasen las elecciones, pero su mayor conquista fue pasar a la historia, especialmente por las pintadas que aparecieron en las paredes de París y que rápidamente se convirtieron en consignas emblemáticas. Una de ellas fue: «Bajo los adoquines está la playa». Ayer los alumnos del instituto San Fernando recordaron este movimiento porque bajo el suelo de su centro también podría haber arena.

La iniciativa surgió dentro de las clases de francés y filosofía. Dos docentes del instituto se unieron para homenajear el 50 aniversario de las protestas de mayo del 68. Ayer celebraron el cierre del proyecto dentro del día del centro. Los escolares participantes colocaron pancartas con los conocidos lemas de la protesta escritos en francés. También llenaron los pasillos con estas frases con su correspondiente traducción.

«Queríamos que ellos fueran partícipes por eso han sido los alumnos los que han elegido el lema dentro de una selección que les dimos, lo han traducido y les ha servido para reflexionar sobre lo que significa», explicó ayer José Reiné, profesor de Filosofía en el San Fernando. Reiné añade que estos escolares han comprendido, en muchos casos, que los mensajes continúan vigentes hoy en día. Dentro de su asignatura, además, esta actividad les ha dado pie a hablar de las revoluciones y de las contrarevoluciones hasta nuestros días.

Además de la frase de los adoquines y la playa, los alumnos, de segundo de Bachillerato, eligieron otros lemas como: «La imaginación al poder», «prohibido prohibir», «nosotros somos el poder» o «la lucha continúa».

Alfonso Vázquez, el profesor de francés que participa en el proyecto, destaca que también es un buen ejercicio para trabajar el idioma. «Además no solo trabajamos el francés, sino la cultura y la sociedad. También la influencia francesa en España que es más grande de lo que parece. En el 68 ellos estaban en expansión ideológica y nosotros en una dictadura. Por eso nos fijamos en los 50 años de un hecho que condicionó lo que ocurrió después».

Carmen Navarro, de 17 años, dice que su lema favorito del 68 es «está prohibido prohibir». Cree que se puede aplicar perfectamente a la actualidad, por ejemplo, por los casos de falta de libertad de expresión que se han dado en España. Elvira Nogales, su compañera de clase, añade que le ha parecido interesante conocer más sobre mayo del 68 y que ella opina que, en esas circunstancias, también hubiese protestado con los estudiantes en la calle. En general los participantes en el proyecto no solo han aprendido francés, sino que concluyen que las quejas de hace 50 años siguen vigentes hoy en día, por ejemplo, «por los problemas en el sistema educativo», añade uno de los escolares.

Mientras los mayores aprendieron idiomas a través de la historia, los pequeños se relacionaron con la cultura de otros países a través de la comida. Los alumnos de Secundaria de francés, portugués e inglés probaron ayer la repostería de los países donde se hablan estas lenguas. Fue otra de las actividades con motivo del día del centro.

En general el IES San Fernando se volcó con la festividad. Hubo juegos, un concurso de postres, ya que este instituto cuenta con una escuela de hostelería, talleres de biología, etc. Una de las iniciativas que más gustó a los alumnos fue una exposición de fotos de los profesores del centro cuando eran niño. Se pasaron la mañana tratando de averiguar a quién pertenecían las fotografías.

 

Fotos

Vídeos