«En Badajoz no sabéis vender lo que tenéis»

Emmanuel Denel y su familia paseando por la Alcazaba. :: c. moreno/
Emmanuel Denel y su familia paseando por la Alcazaba. :: c. moreno

Muchos visitantes se muestran sorprendidos ante lo poco preparada que está la ciudad para el turismo

JAIME PANADERO

El verano es la mejor época del año para el turismo de sol y playa que atrae a tantas personas a la costa, pero sigue habiendo quienes prefieren utilizar sus días de vacaciones para visitar rincones con riqueza cultural e histórica aún desconocidos para ellos.

En esa situación se encuentran los que durante estos días visitan los principales monumentos de Badajoz. A todos les mueve conocer más de cerca cuál es la historia que hay detrás de la ciudad y de cada uno de sus lugares de interés.

HOY ha intentado ponerse en contacto con la oficina de turismo del Ayuntamiento de Badajoz para conocer los datos anuales de afluencia de turistas, pero no han sido facilitados por la institución.

«Hay lugares muy bonitos y otros en los que hace falta mantenimiento», dice uno de los turistas

La intención de la mayoría de visitantes es aprovechar la ocasión para hacer un tour por toda la región, ya que para muchos era la primera vez que la pisaban.

Teresa Vergel es una de ellas. Procede de Bilbao junto a su marido, y también está con su hija y su yerno, que lo hacen de Barcelona.

Estos días han visitado ya Cáceres, Mérida, Trujillo o el valle del Jerte, y ahora les toca Badajoz. «Llevaba mucho tiempo queriendo venir a Extremadura y este año por fin nos hemos decidido», declara.

La experiencia está siendo mejor de lo que imaginaban. «Desde fuera se ve a la región como una zona triste o pobre en cuanto a atractivo, y quizás por eso la gente no se decide a venir, pero no es así. Es muy bonito todo», garantiza.

También hay otras peculiaridades que le han llamado la atención. «Los pueblos están muy lejos unos de otros. En el norte estamos acostumbrados a que todos estén pegados. Pero las carreteras están muy bien, hay mucha autovía, aunque nos ha extrañado que entre Cáceres y Badajoz no haya», reconoce.

Para recibir información de la ciudad, muchos se dirigen a la oficina de turismo. Allí les proporcionan un mapa y les recomiendan los sitios más interesantes para visitar, aunque poco a poco está ganando terreno Internet como servicio donde informarse.

Ruta por la región

Carlos Blasco y Paola Estrada son gerundeses. Están haciendo una ruta en coche por la península en la que van a visitar toda la región extremeña antes de dirigirse hacia Lisboa y volver a su ciudad de origen.

«Extremadura nos ha sorprendido gratamente, tiene unos paisajes extraordinarios, con mucha historia y cultura. Y la gastronomía es muy buena también», asegura Estrada.

Él conocía la región, pero ella no. Han visitado Cáceres, Trujillo, Mérida y Badajoz durante varios días. «Solo nos ha faltado la zona del Jerte, pero se nos salía de la ruta. Volveremos para verla».

Carlos Blasco y Paola Estrada en la Plaza Alta.
Carlos Blasco y Paola Estrada en la Plaza Alta. / C. Moreno

En cambio, también se han mostrado sorprendidos por la dejadez de algunas zonas del casco antiguo pacense. «Hay lugares que están muy bonitos y otros en peor estado. El interior de la Alcazaba me ha parecido que estaba sucio. El Ayuntamiento tendría que limpiar más y la gente ensuciar menos. Las papeleras están hasta arriba pero también hay vasos de café o botellas rotas por el suelo», se quejan.

El problema, según ellos, es que la zona no está bien acondicionada para el turismo. «Deberían preparar todo esto mejor. La ciudad tiene lugares muy bonitos que lucirían más con algo de mantenimiento». Es algo que no se explican tampoco otros visitantes. «Llama la atención que esté todo lleno de restos de botellón. No entiendo que la zona más importante de la ciudad esté así», manifestaba también otro turista.

Publicitar más la ciudad

Carlos Blasco es comercial de profesión, y lanza un consejo a las autoridades pertinentes: «No sabéis vender lo que tenéis. Hay cosas muy chulas y apenas hay turistas aquí, cuando esto debería estar lleno de gente. Tenéis que publicitaros mejor. Aprovechad otras ciudades para vender un paquete completo de Mérida y Badajoz, por ejemplo, montando rutas en la que se puedan ver todo lo que ofrecen ambas localidades», declara.

Es un problema que también incluye a la oficina de turismo. «Hemos llegado esta mañana y no había ninguna visita guiada a las 10 de la mañana. Se debería explotar mucho más el ámbito turístico aquí».

«Y encima cuando hemos entrado estaban limpiando la oficina. Que no es una crítica, pero no sé, me parece un poco cutre que los turistas entren y vean eso. Lo podrían hacer una hora antes de que se abriera, por ejemplo», añade Paola Estrada.

Aunque los visitantes que más predominan son españoles, también pueden encontrarse muchos portugueses o incluso franceses.

Emmanuel Denel procede de un pueblo cercano a París. Está en la ciudad junto a su familia durante dos días viendo todo el casco antiguo pacense antes de dirigirse a la costa andaluza, donde pasarán el resto de sus vacaciones.

Querían aprovechar para conocer Extremadura, y han elegido Badajoz por delante de otros municipios: «Nos gustaba más lo que ofrecía esta ciudad en lo arquitectónico, porque preferimos el estilo árabe sobre el romano que domina en Mérida».

Ya no hace falta vivir en Badajoz para hablar bien de la ciudad, porque los turistas que vienen de fuera también lo hacen. Ahora sólo falta cuidar más el patrimonio cultural e histórico y sacar partido del potencial que atesoran algunos rincones de la ciudad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos