«Badajoz es flamenca por los cuatro costados, se nota en cuanto la pisas»

Diego Carrasco, en una foto de promoción de su disco. :: HOY/
Diego Carrasco, en una foto de promoción de su disco. :: HOY

El cantautor Diego Carrrasco se sube mañana al escenario del López de Ayala para celebrar medio siglo de carrera con su nuevo trabajo 'No M' arrecojo'

A. GILGADO BADAJOZ.

Diego Carrasco (1954, Jerez de la Frontera) puede presumir de amigos. Alejandro Sanz, Manuel Carrasco, Estrella Morente, Andrés Calamaro, Joaquín Sabina o Miguel Ríos participan en su último disco. 'No M' arrecojo' es una especie de fiesta de cumpleaños para celebrar sus 50 años. Mañana viernes a las nueve de la noche se sube al escenario del López de Ayala para demostrar al público de Badajoz que sigue en plena forma.

-¿Qué vamos a ver?

-Estamos presentando mi último trabajo. Han pasado cincuenta años sin darme cuenta. Son versiones mías antiguas, pero actualizadas con los mejores. Yo les llamo los artistas de la Champions.

-¿Cuál es el secreto para que pasen 50 años sin aburrirse?

-Creo que se debe a que siempre he sido muy inquieto. He tenido muchas fases. Empecé con mi guitarra tocándole a las grandes figuras de la época. Chocolate, Terremoto de Jerez, Ana la Piriñaca... Tengo el honor de haber tocado a los más grandes. Luego mis inquietudes me llevaron por otro sitios. Empecé a componer para los demás. Después me fui con Lola Flores y Antonio Gades. Entonces aprendía mucho y todavía sigo aprendiendo. Echando la vista atrás te das cuenta del recorrido tan largo y variado.

-¿Qué le pide el público cuando se sube al escenario?

-Depende del sitio donde actúe. Me gusta mucho el mundo del toro y en zonas muy taurinas me piden casi siempre 'Alfileres de colores' y 'Cinco toreros'.

-El mérito es llegar al público hace 50 años y hacerlo ahora.

-Hoy tenemos un público más culto. Cuando yo empecé no había acceso a la cultura. No había formas de expresión. A veces te cortaban hasta las letras. Ahora la gente está mucho más informada y en el mundo del flamenco trabaja gente joven muy preparada. Eso me gusta mucho. Tenemos la responsabilidad de preocuparnos por los que vienen detrás de nosotros.

-Al menos, ya no tiene que darse a conocer.

-A estas alturas de mi carrera vienen muchos aficionados que me conocen desde hace tiempo. Al principio te subías a un escenario y sabías lo que te ibas a encontrar. Hoy ya no necesito eso. Viene gente que comulga con mi música. Saben que soy un cantautor gitano andaluz.

-En su día le calificaron de cantaor.

-Yo nunca he ido de cantaor, aunque algunos se empeñaron en verme como tal. Siempre me he considerado cantautor, gitano andaluz. La profesión te pone en tu sitio. He compuesto para otros. Conozco el cante perfectamente. El cante depende mucho del estado de ánimo y hay gente especializada. He tocado la guitarra para muchos cantaores, pero no creo que la música que yo hago sea esa.

-En Badajoz no necesita hacer esta distinción.

-Badajoz es flamenca por los cuatro costados, eso se nota en cuanto la pisas. Es una alegría poder estar allí con todos mis niños, con Tomasito, mi Maloko... Queremos disfrutar y vamos a llevar el compás de nuestra tierra para allá.

-¿Cómo ha acogido el público el disco?

-Hemos presentado el disco en el teatro Villamarta de Jerez y fue un éxito. También fue bastante bien en Madrid. En enero retomamos de nuevo por Andalucía. La gira pinta con buen color. Es un lujo seguir con mi banda después de tantos años. Queremos estar con la gente mucho tiempo.