En Badajoz con la autocaravana a cuestas

Rui Narciso y Anita Narciso, procedentes de Lisboa, utilizan el grifo del área de servicio. :: j. v. arnelas

Miles de turistas han utilizado la zona de estacionamiento de la margen derecha desde que se habilitó hace tres años

JAIME PANADERO BADAJOZ.

El estacionamiento de autocaravanas de la margen derecha del río Guadiana fue abierto al público en septiembre de 2015. Desde entonces son muchos los usuarios que han pasado por allí y quienes lo utilizan estos días coinciden en las buenas condiciones que reúne. «Esta zona está genial, es bastante amplia y está muy limpia», afirma Fernando Fuentes, uno de los usuarios.

Él está de vacaciones junto a su mujer y su hija de nueve años. Salieron desde Cantabria hace unos días y han hecho escala en Badajoz antes de ir a Portugal. «Vamos a entrar por el sur del país y nos recorreremos toda la costa hacia el norte», asegura.

Más información

En total, estarán casi dos semanas viajando antes de volver a casa. Conocían la ciudad, pero no la zona de aparcamiento para autocaravanas, que la descubrieron «a través de una aplicación móvil». La pareja se va satisfecha y, su hija, encantada de recorrer con su bicicleta el parque del río.

Ante el éxito cosechado por esta instalación al aire libre, el Ayuntamiento decidió aumentar sus plazas un año después de su inauguración y pasó de nueve a más de veinte plazas de estacionamiento. En estos días, una media de diez autocaravanas pernoctan en esta zona reservada para ellas.

El área, además, cuenta con servicio de abastecimiento y desalojo de agua. Este servicio en concreto también es valorado positivamente por los usuarios que la utilizan.

«Está muy cerca del centro y de los principales sitios de interés de la ciudad. Y el parque de aquí al lado es muy bonito y llama mucho la atención», manifiesta Noelia García, otra de las personas que han utilizado este verano el parking para dormir en su autocaravana.

Ella, su pareja y sus dos hijos proceden de Azuqueca de Henares (Guadalajara) y se dirigen a Portugal, pero han hecho escala en la ciudad pacense porque ya conocían la zona. «El año pasado hicimos un tour por Cáceres, Mérida y Badajoz, y nos encantó la experiencia. Este año queríamos repetir, pero los niños preferían visitar esta vez Portugal porque nunca han ido», apunta.

Aseguran que se quedaron sorprendidos con su viaje por Extremadura. «Es una región que parece que siempre tendemos a saltarnos, pero luego vienes y te das cuentas de que todo es muy bonito. Nos encantaron los monumentos romanos de Mérida, la parte antigua de Cáceres y el casco antiguo de Badajoz. Nos lo vimos todo».

La zona no solo es visitada por españoles. De hecho, muchos de las personas que la utilizan son de procedencia portuguesa. Es un lugar de paso habitual para aquellos que quieren cruzar la frontera en busca de unas vacaciones en España, el país vecino.

Rui Narciso y Anita Narciso también han hecho una parada en Badajoz. Están de regreso a Lisboa, su lugar de origen, después de realizar un tour de dos meses por todo el norte de España.

«Este aparcamiento está muy bien. Es un lugar muy agradable, bien situado y con las condiciones mínimas necesarias para quedarnos», reconoce la pareja.

Ellos aseguran que esta área es mejor que las situadas en el norte de España. «Allí es muy difícil aparcar porque se encuentran en zonas costeras que están mucho más abarrotadas», apunta.

No es la primera vez que están en Badajoz, aunque esta ocasión lo hacen solo de paso. «Hay gente que prefiere ir con su caravana a zonas de playa, pero nosotros preferimos sitios con riqueza cultural. Y Badajoz la tiene. Nos encanta la ciudad, su carnaval, visitar la catedral, el casco antiguo, saber su historia...».

Además, valoran que el estacionamiento sea gratuito, algo que no es común en todo el territorio español. «Hay otras áreas en las que hay que pagar, ya sea por el agua que gastamos o por la pernoctación. En Mérida, por ejemplo, cuesta 12 euros la noche. En Barcelona incluso llega a los 35. Es demasiado», se lamentan.

También creen que sería beneficiosa la creación de una asociación de autocaravanistas en la región. En la mayoría de comunidades autónomas existe, pero Extremadura aún carece de ella. Únicamente cuenta con un delegado territorial en la Plataforma de Autocaravanas Autónomas (PACA), una organización que funciona a nivel nacional.

«Serviría para defender los intereses de los autocaravanistas. Yo mismo fui presidente de una y podría ser muy útil aquí», reclama Rui Narciso.

Los autocaravanistas ya han incluido este aparcamiento en su mapa de posibles paradas. Son muy frecuentes por toda la costa norte y este españolas, pero no tanto por el centro de la península. «Entre la carretera que lleva de Valencia a Badajoz hay muy pocas áreas de este tipo», advierte.

 

Fotos

Vídeos