«Me voy del Ayuntamiento con la sensación de no haber hecho nada»

Fernando Carmona, concejal del PSOE en Badajoz. :: J.V. ARNELAS/
Fernando Carmona, concejal del PSOE en Badajoz. :: J.V. ARNELAS

Cree que es necesario un pacto para cambiar la ciudad, aunque ve imposible el consensoFernando Carmona Concejal socialista que ha decidido no repetir

Rocío Romero
ROCÍO ROMEROBadajoz

Fernando Carmona no repetirá como concejal. Hace cuatro años fue considerado el gran fichaje en la lista del PSOE. El conocido abogado y árbitro se va con un gusto amargo. «Llegué con la ilusión de hacer algo y me voy con la sensación de no haber hecho nada».

-¿Por qué no repite?

-Primero, porque tengo que estar en mi despacho al cien por cien. Segundo, porque siento que estoy políticamente fuera de juego. Mi concepción de la política no es la que hoy se requiere. Así te desanimas y pierdes la ilusión.

«Echo de menos a Rodríguez Ibarra todos los días porque falta criterio en el PSOE regional»

-¿El nivel es muy bajo?

-Eso, sin que esto quiera decir que yo lo tenga alto... Y que la política de hoy está pensada para quienes tienen vocación de permanencia. Por eso se termina priorizando el cortoplacismo sobre una visión de futuro. Así tienes la sensación general de que solo se busca ganar para detentar el poder, y luego ya veremos. Por eso, cuando uno cree llegar a una responsabilidad como el Ayuntamiento, más cercana y próxima a todo, llegas con la ilusión de hacer algo. Pero resulta que si no gobiernas no puedes hacer nada.

-¿Nada en cuatro años?

-Llegué con la ilusión de hacer algo y me voy con la sensación de que no he hecho nada. Pienso incluso en pedir disculpas porque creo que hay gente que esperaba alguna aportación mayor por mi parte. No he hecho nada digno de significación.

-¿Por qué?

-Echo de menos la cultura del pacto por parte de todos. En materia deportiva, por ejemplo, nos podemos reunir con todos los actores y hacer un catálogo de necesidades. Y después diseñar un plan ambicioso a ocho años. Esto es inviable. No sé el por qué, pero aquí todos son culpables. Lo que importa es gobernar y estar en el poder.

-El PSOE estuvo a punto de cambiar de alcalde con Podemos y Cs, ahí hubo un pacto.

-Nunca vi la moción de censura porque era un pacto antinatura. No tenía sentido ponernos de acuerdo con Borruel (más conservador de lo que pretende aparentar), con Podemos y nosotros en medio. Eso era un pacto con dosis de inestabilidad que no me terminé de creer. Aquí el que tuvo todas las de ganar, aunque perdió, fue Borruel. Fue una aventura.

-Pero esa aventura lo reventó todo.

-No responsabilizo a nadie en concreto. Todos hemos sido culpables por no saber que hay terrenos comunes para el entendimiento, y que hay que buscarlos. Badajoz tiene carencias que obligan a un pacto de ese tipo. Por ejemplo, hay que arreglar las tuberías y es una inversión que no se puede hacer a cuatro años, pues habrá que diseñar un plan a doce años. ¿Estamos esperando un milagro que nos llegue de Europa?

-Algo positivo habrá sacado.

-Pensaba, como casi todos los ciudadanos, que las cosas eran más fáciles. Te das cuenta de que hay un presupuesto limitado con un capítulo 1 (Personal) que se lo lleva todo y que las posibilidades de actuación son limitadas. Por eso hay que optimizar recursos y preferencias, ahí es donde debe entrar el pacto.

-¿Le hubiera gustado ir a la Asamblea o al Congreso?

-A la Asamblea, no. Y al Congreso, en otro momento de mi vida. Si volviera, lo haría al Ayuntamiento.

-¿Qué ha hecho la concejala Maribel García para ir de 'número dos' al Congreso?

-¿Qué ha hecho Valentín García para ir de 'número uno'? Yo te puedo decir lo que ha hecho: ser el fiel escudero de su jefe y el que ha realizado todo el trabajo desagradable y ese es el premio. Pero nada más.

-¿Y Maribel García?

-Representa un cambio en lo que hasta ahora había sido el Congreso, muy cercano al poder. Es una sorpresa agradable en ese sentido. Ha estado comprometida con todos los procesos de cambio: con Pedro Sánchez, Eva Pérez y Díaz Farias.

-¿Cambió su situación en el PSOE con la salida de Maria Ángeles Ugalde de la Asamblea y el artículo que usted publicó en HOY titulado 'Yo acuso' dirigido a Vara?

-No. Siempre he tenido pensamiento propio y me he expresado con libertad. Cuando Juan Carlos (Rodríguez Ibarra) gobernaba y dirigía el partido, yo era muy crítico con él a nivel interno y hoy lo echo de menos todos los días.

-¿Por qué?

-Porque la diferencia es tremenda. Hace falta criterio político a nivel autonómico y en el PSOE regional. No me siento ilusionado con el proyecto y no siento que tengamos definidos nuestros objetivos y donde queremos llegar. Solo reaccionamos.

-¿Ve a Cabezas de alcalde?

-Creo que tiene opciones reales con un pacto. Ha mejorado y tiene margen de mejora. Tiene una virtud por encima de todas: capacidad de escuchar. Y eso le hace tener capacidad de aprender y de mejorar. Me he sentido valorado por él.

-Y Fragoso, ¿qué le parece?

-Ideológicamente me separan muchas cosas, pero es una persona muy preparada. Lleva muchos años en el Ayuntamiento, pero hay gente que lleva los mismos años y no le llegará al tobillo. Él se ha preocupado de aprender y me ha demostrado que conoce el funcionamiento de la política municipal perfectamente. Eso hay que reconocérselo. Con él me he sentido bien atendido... Pero él es del PP y yo del PSOE.