Badajoz renovará las losetas de las calles comerciales del Casco Antiguo

La plataforma única de la calle San Juan será una de las que se renueve. :: josé vicente arnelas/
La plataforma única de la calle San Juan será una de las que se renueve. :: josé vicente arnelas

Se cambiará la plataforma única de las calles Virgen de la Soledad, San Juan, Felipe Checa, Meléndez Valdés, Muñoz Torrero y se hará en Vicente Barrantes

Miriam F. Rua
MIRIAM F. RUA

El Ayuntamiento de Badajoz quiere renovar la plataforma única de todas las calles comerciales del Casco Antiguo. San Juan, Virgen de la Soledad, Meléndez Valdés, Felipe Checa y Muñoz Torrero. Y además, pretende completar la manzana donde se concentra el comercio, transformando la calle Vicente Barrantes también en calzada accesible.

El Consistorio ha incluido este listado en el plan de inversiones que le ha mandando a la Diputación de Badajoz para que pueda financiarse con el millón de euros que le tocaría a la ciudad, con cargo al Plan Dinamiza destinado a los municipios mayores de 20.000 habitantes.

La elección de estas calles no es casual. El Ayuntamiento quiere con esta obra dar un empujón al comercio del centro histórico, mejorando la accesibilidad y el aspecto de sus calles. Así lo justifica el concejal responsable de Vías y Obras, Jesús Coslado: «Estas calles son el polo comercial del Casco Antiguo y queremos darle un impulso a toda la zona».

El coste de esta actuación se ha valorado en 680.000 euros, lo que significa que la renovación de la plataforma única se llevará más de la mitad de la subvención de la institución provincial.

La idea del consistorio es cambiar el enlosado actual de las calles San Juan, Virgen de la Soledad, Meléndez Valdés, Felipe Checa y Muñoz Torrero por baldosas de granito del mismo tipo que las que se han colocado en la calle Guardia Civil, que es la única calzada de plataforma única que ha funcionado en la ciudad.

En el caso además de Vicente Barrantes serviría para convertirla en accesible, ya que junto con Hernán Cortés son las únicas calles de la zona comercial que siguen con el trazado antiguo. En este caso, seguiría funcionando como vía compartida entre vehículos y peatones, con prioridad para estos últimos.

El estado actual de las losetas justificaría esta intervención. Tal y como reconoce el propio Ayuntamiento: «El suelo que existe es muy antiguo. No está preparado para soportar el paso de las máquinas de limpieza y da muchos problemas por la rotura de baldosas», detalla Coslado.

Las actuales losetas miden tres centímetros de grosor y las que se están colocando en la zona comercial de Menacho tienen entre siete y diez centímetros. Por coste, la renovación de San Juan será la más cara (150.000 euros), seguida de Felipe Checa (130.000 euros). El resto de calles costará 100.000 euros cada una.

Listo para primavera

El Ayuntamiento pretende poner en marcha estas obras después del verano y ha contemplado la posibilidad de interrumpir los trabajos de cara a la campaña de Navidad para que las obras no afecten al comercio. El cálculo que maneja el concejal de Vías y Obras es que la renovación completa podría estar lista para marzo o abril del próximo año.

Desde la Asociación de Comerciantes y Empresarios del Casco Antiguo (Aecab) aplauden la iniciativa. Mario Alberto Montoya, su presidente, reconoce que es una actuación necesaria, ya desde su colectivo -dice- «hemos mandado al Ayuntamiento escritos para pedirle un mayor mantenimiento de la plataforma única en calles como San Juan o Virgen de la Soledad».

Las zona elegida para la renovación de la calzada, añade, «es donde se produce cierta concentración del comercio y donde está apostando la inversión privada y es importante que desde las administraciones públicas se apoye».

La actuación municipal viene a cubrir una parte de la demanda que los comerciantes del Casco Antiguo quieren trasladar al Ayuntamiento. Se trata de «un plan de renovación de la estética de toda la zona, del enlosado pero también de la imagen de los locales y las fachadas para hacer más sugerente la oferta comercial», adelanta Montoya.

Para ello, piden también la colaboración de los propietarios de los locales vacíos del Casco Antiguo. En unos casos para que bajen los precios de los alquileres «que están por las nubes» y en otros para se interesen porque sean ocupados y evitar la fuga de los inversores.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos