El Ayuntamiento de Badajoz permitirá que los bares abran dos horas más durante once días

Terrazas en la plaza de la Soledad durante una procesión de Semana Santa:: HOY/
Terrazas en la plaza de la Soledad durante una procesión de Semana Santa:: HOY

Ha decidido no pedir la reducción de las jornadas con horario especial durante Semana Santa

Miriam F. Rua
MIRIAM F. RUA

Once días. Desde este Viernes de Dolores, 12 de abril, al Lunes de Pascua, 22 de abril, todos los bares de Badajoz podrán cerrar dos horas más tarde. Esta ampliación ha sido autorizada por la Junta para todos los negocios de hostelería de la región, tal y como se publicó este miércoles en el Diario Oficial de Extremadura.

El cierre es diferente según la licencia que tenga cada establecimiento. El horario máximo de apertura para esta época del año se fija a las 1.30 horas de la madrugada en los casos de cafés, bares, cafeterías o restaurantes y hasta las 4.00 en el caso de discotecas, salas de fiestas o cafés-conciertos. Desde el viernes podrán cerrar dos horas más tarde.

Tanto la Consejería de Medio Ambiente, con competencias en esta materia, como el Ayuntamiento de Badajoz han confirmado a HOY que no han solicitado que se reduzca el número de días con permiso especial para cerrar más tarde. Esto pese a que el Ayuntamiento viene reiterando en los últimos años que el Carnaval es la única excepción a la ampliación horaria de la hostelería.

Esto se viene produciendo por las reiteradas peticiones de la asociación contra el ruido Espantaperros para que no se permita que los bares puedan cerrar más tarde en la Zona Acústicamente Saturada (ZAS) que, en la práctica, abarca todo el Casco Antiguo. Es más, vienen repitiendo que en el barrio histórico no solo no se debería permitir prorrogar los horarios de cierre, sino que habría que limitarlos más.

El Ayuntamiento ha cedido en fiestas como Los Palomos, la Noche en Blanco o Almossassa e incluso en 2017 lo hizo con la Semana Santa, pidiendo la reducción de los 16 días que autorizó la Junta de Extremadura entonces.

Sin embargo, al igual que ocurre con el Carnaval, la Semana Santa es la otra fiesta de la ciudad que tiene el título de interés nacional y eso conlleva un aumento de visitantes durante las procesiones, como el que se viene registrando en los últimos años.