El Ayuntamiento de Badajoz colocará 40 cámaras en el Casco Antiguo y la Alcazaba

Imagen de archivo de la calle San Lorenzo en el Casco Antiguo de Badajoz. :: /HOY
Imagen de archivo de la calle San Lorenzo en el Casco Antiguo de Badajoz. :: / HOY

El sistema de videovigilancia necesita la autorización previa del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura

Miriam F. Rua
MIRIAM F. RUA

El Ayuntamiento de Badajoz quiere convertir el Casco Antiguo en un 'gran hermano' que sirva de aliado a la policía para atajar el repunte de delincuencia en el barrio histórico. Para ello, ha iniciado el camino para instalar 40 cámaras de vigilancia que además controlarán la Alcazaba.

El sistema de videovigilancia que plantea el Consistorio permitirá monitorizar en tiempo real y con grabaciones de vídeo los puntos calientes del Casco Antiguo. Servirá así para disuadir y detectar, llegado el caso, conductas delictivas como la venta de droga, robos o atracos, infracciones de tráfico y conductas incívicas de vecinos y visitantes.

Servirá también para proteger al principal monumento de la ciudad de los ataques vandálicos

En el caso concreto de la Alcazaba, se pretende que las cámaras se instalen tanto en las laderas para controlar el perímetro de la muralla como en el interior del recinto árabe, para vigilar las puertas, torres, la explanada, el entorno del Museo Arqueológico y La Galera.

El Ayuntamiento confía en que con este sistema de cámaras se terminen los ataques contra el principal monumento de la ciudad, que se suceden de manera periódica en forma sobre todo de pintadas, grabados, daños en la estructura de la barbacana y la muralla o en los elementos de señalización turística.

También se quieren erradicar los botellones que de forma esporádica siguen celebrándose tanto en la explanada como en el adarve de la muralla.

La sugerencia de tener controlada la Alcazaba con un sistema de cámaras se planteó por primera vez en el año 2016, como alternativa al cierre nocturno del monumento, una opción que nunca ha sido vista con buenos ojos por el equipo de gobierno, partidario de mantener abierto el recinto durante todo el día. El sistema que quiere instalarse ofrecerá «una potente herramienta para la búsqueda por apariencia de personas y vehículos y la detección de comportamientos inusuales» con grabación de imágenes durante un plazo máximo de 30 días, argumenta el Ayuntamiento.

Con esta instalación se pretende combatir el repunte de la delincuencia y las conductas incívicas

Para poder instalar las cámaras, el sistema tiene que ser aprobado antes por el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx). El Ayuntamiento lo sabe bien, ya que tiene el precedente del baluarte de San Pedro, donde instalaron cámaras de vigilancia tras su rehabilitación y conversión en aparcamiento, que no han podido usarse precisamente por carecer de autorización legal previa.

Un procedimiento largo

Este trámite es el que se pone en marcha ahora, a través de un concurso público que acaba de lanzar el Consistorio para contratar a una empresa que se dedique a armar jurídicamente el proyecto y facilitar así el trámite ante el TSJEx.

Para ello, primero le encargarán un informe jurídico inicial, que se adjuntará a la solicitud legal de autorización. Una vez recibidas las consideraciones y objeciones del alto tribunal, tendrán que redactar el informe definitivo. Este documento servirá de base para sacar posteriormente a contratación el suministro, instalación y puesta en funcionamiento del sistema de videovigilancia.

La ubicación exacta de las 40 cámaras aún no está decidida porque la intención del Consistorio es diseñar el mapa de vigilancia en una Junta de Seguridad Local, teniendo en cuenta los informes de los jefes de los cuerpos de Seguridad del Estado y del jefe de la Policía Local de Badajoz.

La instalación de cámaras de vigilancia en el Casco Antiguo se anunció el pasado agosto dentro de las medidas recogidas en el plan de impulso. Entonces, se incluyó una partida de 235.000 euros para la compra de catorce cámaras.

En el caso de la Alcazaba, la medida se planteó hace casi tres años y la intención del Consistorio era financiar su colocación con los fondos del proyecto europeo Edusi.

Precisamente, el miércoles HOY publicó la iniciativa de vecinos y comerciantes del Casco Antiguo para recabar firmas y solicitar al Ayuntamiento que mantenga abierta la comisaría de Policía Local de la calle Montesinos, junto al Museo Luis de Morales. Desde que la sede se trasladó a Valdepasillas, la del Casco Antiguo solo abre de lunes a viernes.