El Ayuntamiento adjudica la mejora de la zona exterior del centro cívico de Pardaleras de Badajoz

El Ayuntamiento adjudica la mejora de la zona exterior del centro cívico de Pardaleras de Badajoz

EFE BADAJOZ.

El Ayuntamiento de Badajoz ha adjudicado los trabajos para la mejora de la zona exterior del centro cívico de Pardaleras, lo que también afectará al interior de las instalaciones del edificio.

Según explicó el presidente de la Asociación de Vecinos del mencionado barrio, Juan José Martín Santos, la parte del inmueble que da a la avenida Antonio Cuéllar Gragera sufre problemas de encharcamiento desde hace más de un año.

Esta acumulación de agua no solo afecta a la zona exterior, pues se canaliza hacia dentro y ha terminado por deteriorar un salón destinado a acoger las actividades que se desarrollan en el centro. Por ello, el espacio permanece cerrado desde septiembre del año pasado, ya que se ha levantado el suelo de vinilo y la sala ha quedado impracticable.

Los trabajos, que están incluidos dentro del último Plan de Impulso, se acometerán de manera inminente al haber sido adjudicados hace escasos días. Así, se resolverá el problema de la zona exterior, que es de tierra y tiene una ligera inclinación hacia la fachada, lo que provoca que el espacio se encharque cuando llueve y se filtre el agua dentro del edificio.

La solución a este problema pasa por la creación de un acerado perimetral en el exterior, en palabras del máximo responsable de la asociación vecinal. Martín, igualmente, destacó las labores de asfaltado que se realizarán próximamente en vías como la calle Cordero o de mejora de acerados en distintas arterias del barrio, lo que en su opinión cambiará de manera positiva la imagen de la zona.

El presidente de la asociación vecinal considera que este tipo de inversiones deben realizarse «todos los años», pues las carencias de los barrios y de la ciudad serían «menores».

En este sentido, puso como ejemplo el polideportivo de Pardaleras, que supuso una inversión «importante», pero sobre el que no se ha llevado a cabo ninguna actuación de remodelación en diez años, lo que ha provocado su progresivo deterioro. «Hay que realizar proyectos nuevos, pero también atender los antiguos», concluyó.