El Ayuntamiento inicia expediente de clausura a seis bares de Badajoz

La policía local en una discoteca de verano. :: hoy/
La policía local en una discoteca de verano. :: hoy

Varios de ellos han desobedecido la orden municipal por lo que el Consistorio está completando el proceso para precintarlos

N. R. P. BADAJOZ.

Seis bares de Badajoz tienen decretada una orden de clausura por parte del Ayuntamiento. Son locales que han cometido infracciones graves o son reincidentes. Sus faltas son, entre otras, no respetar los horarios de apertura, exceso de ruido o permitir la entrada a menores.

Las sanciones se han impuesto en los últimos meses, según detalla la concejal delegada de Policía Local, María José Solana. Las infracciones se detectan en las inspecciones que realizan los agentes en locales de ocio. «En ocasiones se actúa de oficio, dentro de la vigilancia habitual que fija la Policía Local y en otros casos por la llamada de los vecinos que alertan de un problema», añade la edil.

El proceso

Tras detectar una infracción, abren un acta de denuncia. Esta pasa a la Policía Urbana, que inicia el expediente sancionador. Una vez respondidas las alegaciones del afectado, si las hay, se tramita la multa que, además, puede ir acompañada de una orden de clausura. Este ha sido el caso de seis locales en las últimas inspecciones municipales.

En estas revisiones los agentes comprueban la documentación del local, por ejemplo, que cuente con licencia de apertura en vigor. También comprueban cuestiones de seguridad, como que no se exceda el aforo o que el equipo de sonido cumpla la normativa.

Asimismo se encuentran otro tipo de infracciones graves como la presencia de menores. Sin embargo, matiza Solana, las infracciones más habituales con las que se encuentran son los incumplimientos del horario establecido y exceso de ruido. Estas también suelen ser las principales quejas que llegan de los vecinos contra los locales de ocio.

De los seis locales con expediente de clausura, explica la edil, hay varios que no han subsanado los problemas que presentaban y tampoco han obedecido la orden municipal. Ante esto el Consistorio puede solicitar su precinto. Los bares afectados quedarían cerrados. La edil cree que esta medida podrá tomarse en breve.

Además se enfrentan a una multa que puede llegar a 60.000 euros para los casos más graves. En concreto la normativa establece sanciones de hasta 351 euros por infracciones leves, de 352 a 30.050 euros por las graves y hasta 60.101 por los casos muy graves.

En los casos de exceso de ruido, matiza María José Solana, el Ayuntamiento de Badajoz también puede proceder a la clausura del equipo de música si los agentes detectan infracciones en el mismo. La edil asegura que suele ser un recurso usado por la Policía Local que impide a los locales seguir utilizando la megafonía si esta no cumple la normativa.

Por último la responsable de la Policía Local destaca que estas inspecciones son importantes, no solo por evitar molestias a los vecinos, sino por seguridad. Por ejemplo, para garantizar que los bares no exceden el aforo máximo o cuentan con todas las precauciones necesarias en caso de emergencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos