El Arzobispado tiene listo el proyecto para arreglar la cornisa de La Concepción, en Badajoz

Imagen de la calle San Gabriel, a donde da la fachada trasera de La Concepción. :: josé vicente arnelas/
Imagen de la calle San Gabriel, a donde da la fachada trasera de La Concepción. :: josé vicente arnelas

La caída de cascotes por la fachada trasera mantiene limitado el tránsito peatonal por la calle San Gabriel

Miriam F. Rua
MIRIAM F. RUA

El Arzobispado tiene encima de la mesa el proyecto para restaurar la cornisa que rodea la fachada de la iglesia de la Concepción, ubicada en la calle San Juan. Para ejecutarlo, necesita primero que Patrimonio le dé el visto bueno a la intervención y en ese trámite están ahora mismo.

La caída de cascotes producida por desprendimientos en la cornisa de la fachada trasera, la que da a la calle San Gabriel, ha provocado el cierre temporal del tráfico y mantiene acotada con vallas el tramo de acera peatonal pegado a la pared de la iglesia.

El revestimiento del muro trasero también presenta grandes desconchones que, en algunos puntos, deja a la vista el ladrillo, pero estos desprendimiento no representan amenaza alguna.

«La situación no es alarmante, pero hay riesgo de desprendimiento del encalado»

Los pequeños derrumbes comenzaron hace un año, reconoce Marceliano Guerrero, capellán de la Concepción. Fue entonces cuando el Ayuntamiento de Badajoz requirió a la Iglesia la reparación de la fachada. «Iniciamos entonces el proyecto para hacer una rehabilitación urgente, que lo ha redactado el arquitecto del Arzobispado», explica.

«Este proyecto -continúa- lo enviamos hace más o menos un mes a Patrimonio y en el momento en el que tengamos el permiso, avisaremos al Ayuntamiento para que nos dé la orden de ejecución».

La intervención consiste en reparar toda la cornisa que recorre el perímetro del templo, también la de la fachada principal del tramo de San Juan dedicado a Pepe Salas. «Se trata sobre todo de asegurarla. Primero se picará todo lo que esté endeble y, luego, se fortalecerán las partes que se han desprendido para consolidarlas», detalla el capellán.

En estos trabajos, la inversión prevista es de unos 9.000 euros y será asumida por el Arzobispado.

«La cornisa no está en un estado alarmante, pero hay riesgos de que se produzcan nuevos desprendimientos del encalado», valora. Esta es la razón que ha llevado al Ayuntamiento a proteger el tramo de fachada lateral, en peor estado, para que los peatones no pasen por la acera.

Cortada

Sin embargo, sí se ha reabierto al tráfico la calle después de estar más de una semana cerrada. Esto ha complicando mucho la circulación por el Casco Antiguo, dado que ha coincidido con los cortes de tráfico por las obras para convertir San Andrés en plataforma única.

Guerrero no da plazos para comenzar los trabajos de restauración. «No podemos hacer una previsión porque depende de lo que tarde Patrimonio en aprobar nuestro proyecto».

El capellán asegura que el estado general del templo, uno de los más monumentales del patrimonio religioso de Badajoz, es bueno. En los ochos años que lleva en la Concepción, «no se ha hecho ninguna rehabilitación de envergadura, la labor se ha centrado en la conservación».

En el interior, sí ha habido inversiones de mayor calado, sobre todo en la renovación de algunas pinturas y en la instalación de la nueva iluminación del templo.

Sí reconoce Guerrero que la cúpula y la linterna que la corona, que es una de las imágenes más reconocibles del perfil de la ciudad, necesitan una restauración profunda. «Habría que renovar el tejado de la cúpula y la cubierta de la linterna».