Arranca la obra de la rotonda de la Ronda Sur de Badajoz en la carretera de Olivenza

Obras de construcción de la glorieta vistas desde la carretera de Olivenza. :: C. MORENO/
Obras de construcción de la glorieta vistas desde la carretera de Olivenza. :: C. MORENO

Está previsto que los conductores puedan usarla en el verano del año 2021

Rocío Romero
ROCÍO ROMEROBadajoz

Los conductores que usen la carretera de Olivenza tendrán que circular por una rotonda dentro de dos años, aunque los trabajos han comenzado este verano y se puede ver a las máquinas trabajando junto a la vía cada día.

Esta construcción se incluye dentro del trazado de la ronda sur, que formará una circunvalación alrededor de la ciudad cuando esté terminada. De momento, se ha comenzado por el tercer tramo, que es el más costoso y complicado. Abarca de la carretera de Olivenza al ferial.

LOS DATOS

La ronda sur
Cuando esté terminada empezará en la carretera de Sevilla y enlazará con las carreteras de Valverde y de Olivenza. Llegará al recinto ferial a través del puente y terminará en El Nevero.
Ahora
Se ha empezado por el tramo III, que va desde el ferial hasta la carretera de Olivenza.
Las obras
Se han dividido en dos lotes. La UTE formada por Rover Alcisa, Placonsa y Transportes y Excavaciones Mivic se ocupa del segmento con puente (lote 1 por 15,2 millones de euros) mientras que la UTE de Dragados, Olleta Torres y Fervián Vías y Áridos lleva la ronda del río al ferial (lote 2 por 12,6 millones).

Hasta mediados de 2021 no se podrá circular por él, pero estas obras implican que se vea algo de la infraestructura por primera vez desde que se comenzó a hablar de ella hace más de veinte años.

Los trabajos que se aprecian ya son movimientos de tierra que servirán también para la propia carretera de Olivenza, que es una de las más transitadas. La usan a diario 7.800 conductores a la salida de la capital pacense y 6.500 a la entrada a la localidad oliventina, según los datos publicados en 2016. Estos mismos sirven para argumentar que es necesario convertirla en autovía.

Hasta que esto suceda, los conductores tendrán que circular por la glorieta que ya se ha empezado a construir. No estará al lado, sino en ella. Se va a edificar por partes para no afectar al tráfico, según explica el jefe de Infraestructuras Viarias de la Junta de Extremadura, Manuel Cancho. Una vez que esté terminada, medirá de 140 metros de radio exterior.

Las previsiones apuntan a que este tramo de la circunvalación estará terminado a mediados de 2021 y será entonces cuando se abra también esta rotonda al tráfico, aunque tampoco se descarta que pudieran quitarse las vallas antes en caso de que esté terminada.

Esta es una de las rotondas que se incluyen en este primer tramo de la circunvalación. Habrá otra. La segunda conectará la circunvalación con el entramado urbano de la ciudad, mediante dos viales y una glorieta intermedia, que está previsto que desemboque en otra dentro del recinto ferial, en la recientemente nombrada avenida Rui Nabeiro.

Ambas glorietas, por tanto, enmarcan las obras que están en marcha de la ronda sur. Se hacen ya entre la carretera de Olivenza y el entorno del ferial, aunque son más visibles en el punto de la EX-107 que recoge la fotografía.

Sin embargo, la complicación de este tramo y la explicación a que la ronda sur haya comenzado por el tramo III no está en las rotondas, sino en el quinto puente sobre el Guadiana. Irá aguas abajo del azud, tendrá una longitud de 420 metros y una anchura de 24. Este hace que el precio se dispare y que la obra sea más complicada.

El viaducto también estará terminado hacia mediados de 2021, aunque su desarrollo depende en buena medida de las lluvias. Manuel Cancho explica que la sequía favorece los trabajos que se están desarrollando ya en el entorno del azud y que consisten en preparar el terreno. «Hay que trabajar cuando menos agua hay, esa es la única suerte de la sequía», explica. Cuando lleguen las lluvias, afectará a los trabajos porque se desarrollan en el cauce y sus inmediaciones.

De hecho, si lo que queda de 2019 y 2020 fuese un año lluvioso, ralentizaría las obras. La previsión es que esté en funcionamiento para junio o julio de 2021. Su estreno supondrá también un cambio en el tráfico de la ciudad dado que descongestionará el resto de puentes y facilitará el acceso prácticamente directo tanto al centro comercial El Faro, como a la institución ferial y la UEx.

Hasta la primavera o el verano del próximo año no se verán los pilotes que posteriormente sujetarán la pasarela, que tendrá un aspecto similar al de un puente de autovía.

Ahora, los trabajos se centran en los preparativos para colocar la cimentación de la estructura. Se trata, sobre todo, de desbrozar e ir preparando el terreno para los desvíos de tierras con los que ir haciendo sitio para colocar la estructura. Son trabajos baratos y muy importantes, pero que de momento no se aprecian.

Igual ocurre con las tareas que se desarrollan en el extremo más cercano al recinto ferial. Ahí se centran en realizar drenajes y en levantar una estructura para desviar la carretera de Caya sobre la ronda sur, mientras que se harán otros dos pasos inferiores a la circunvalación que darán servicio a las urbanizaciones y casas del entorno.

En este último paquete las obras apenas se ven porque se centran en caminos y zonas bastante menos transitadas que la carretera de Olivenza. Sin embargo, está previsto que acaben unos meses antes que las que se desarrollan entre el puente y la carretera de Olivenza. Si todo se desarrolla según los planes, se podrá circular por ellas a finales del próximo año de 2020.