Arden árboles del Paseo Fluvial de Badajoz por la acumulación de basuras

El tramo del Paseo Fluvial que ha ardido por acumular basuras. :: josé vicente arnelas/
El tramo del Paseo Fluvial que ha ardido por acumular basuras. :: josé vicente arnelas

Se han producido varios fuegos en un tramo del parque de la margen izquierda del río, donde hay numerosos desechos

Natalia Reigadas
NATALIA REIGADASBadajoz

Badajoz tiene muchos puntos para hacerse una buena foto y casi todos incluyen una vista del río Guadiana. Puede ser desde la Alcazaba, desde el Puente de Palmas o, otro ejemplo, captar el paisaje desde el Paseo Fluvial con el Puente de la Universidad al fondo y el parque en primer plano. La imagen, eso sí, debe esconder el tramo de esta calle donde se han producido varios incendios debido a la acumulación de basuras.

Manuela Lastra es vecina de Santa Marina, de la calle Martín Álvarez Galán, a solo unos metros del vertedero que se ha formado junto al río. Su origen es un misterio para esta residente. Dice que este tramo del parque siempre ha estado un poco sucio porque se organizan pequeños botellones ilegales en la zona, pero que fue hace unos meses cuando se encontraron numerosos vertidos. «Es como si hubiesen vaciado contenedores de basura y había como aceite en el suelo. Una asquerosidad».

La contaminación, según los residente de la zona, atrajo a las ratas que corretean libremente por este espacio, especialmente al atardecer. Para Pedro Cuéllar, otro vecino cercano, debería ser un problema prioritario para el Ayuntamiento de Badajoz. «Una cosa es encontrarte papeles o colillas por la calle, que mal está, y otra diferente tener ratas y basura, pura basura, a unos metros de las casas y en una zona preciosa por donde pasa gente a diario a pasear. Damos mala imagen y es un problema de salud».

Según los residentes de Santa Marina, el barrio más cercano al vertedero, se han producido varios fuegos en los últimos meses en el mismo punto, creen que debido a la acumulación de desechos, aunque también sospechan que pueden haber sido provocados. El fuego, además, ha consumido varios árboles que decoraban la orilla del río. El último incendio se produjo el lunes y fue el que más daños causó.

Ramón Valle, un peatón que suele pasar por la zona, cree que alguien ha quemado el parque. «Lo han destrozado, pero al quemarlo han eliminado los malos olores y ya no habrá ratas. Esto lo ha hecho alguien con toda la idea. Porque feo queda, pero ya no es tan insalubre», asegura este pacense que añade que él mismo llamó al servicio de limpieza hace varias semanas para alertar sobre el mal estado de este tramo del parque.

Los residentes también detallan que los servicios de Limpieza han actuado recientemente en la zona quitando residuos, pero que éstos vuelven a acumularse poco después.

No es la primera vez que hay problemas de basuras en los parques del río Guadiana, aunque normalmente estos pequeños vertederos se crean en zonas más apartadas. Por ejemplo, hay escombreras en los caminos que se rehabilitaron en El Pico y también hay quejas por la acumulación de basuras y la celebración de barbacoas en época de riesgo de incendio en los alrededores del Molino de los Moscoso.

Los incendios también dañaron recientemente los parques de los arroyos Rivillas y Calamón. Solo en el mes de mayo se produjeron dos fuegos, uno en los columpios que hay próximos al Cerro de Reyes y otro cerca de Pardaleras que afectó a 600 metros cuadrados de zona verde. Es el décimo ataque de este tipo contra estos jardines, ya que los bomberos consideran que se trata de fuegos intencionados.