Aqualia lleva a cabo un plan de choque para limpiar los imbornales