Aplazado el juicio en el que se piden 13 años de cárcel por robar a Cristian Lay

M. Blanca Román y Rafael Gómez, dos de los letrados./J. V.
M. Blanca Román y Rafael Gómez, dos de los letrados. / J. V.

Los acusados son empleados de una firma que trabajaba para la empresa afectada y responsables de casas de compraventa de joyas

Evaristo Fdez. de Vega
EVARISTO FDEZ. DE VEGABadajoz

La Audiencia Provincial de Badajoz ha decidido aplazar el juicio que iba a sentar en el banquillo a cinco personas que están acusadas de participar en el hurto de joyas a la empresa Cristian Lay y su posterior venta en casas dedicadas a la compraventa de oro.

Las principales penas se piden para dos trabajadoras de una empresa que realizaba trabajos a Cristian Lay. Ambas son acusadas de un delito de hurto para el que la Fiscalía pide sendas penas de año y medio de prisión.

Además, una de ellas está acusada de dos delitos de blanqueo de capitales para los que se proponen un total de 12 años de cárcel, mientras que la segunda se enfrenta a seis años de prisión por un delito de blanqueo.

También serán juzgadas varias personas relacionadas con tiendas de compraventa de joyas ubicadas en la ciudad de Badajoz. Para cada uno de ellos se piden seis años de cárcel por un supuesto delito de blanqueo de capitales.

Todos los acusados habían sido citados para el día de ayer junto con sus defensas para negociar una posible sentencia por conformidad. Pero el acuerdo no fue posible y finalmente la vista ha vuelto a ser señalada el 18 de diciembre.

La operación que ha desencadenado este proceso fue realizada por la Guardia Civil en el año 2015 y concluyó con la detención de varias personas acusadas de robar y vender joyas de la empresa de Jerez. En total, ocho kilos de plata que fueron valorados en unos 53.000 euros.

En un primer momento fueron detenidos dos empleados de una subcontrata dedicada a la finalización y el remate de las piezas. Después se actuó contra las casas de compraventa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos