El animal marino de Islantilla que intriga al CSIC

El animal marino, en la playa de Islantilla /HOY
El animal marino, en la playa de Islantilla / HOY

Los investigadores apuntan a que puede ser un pez remo gigante, pero avisan que es necesario hacerle un examen de ADN

Rocío Romero
ROCÍO ROMEROBadajoz

Badajoz no tiene costa, pero tiene dos playas en Huelva que son su casa. La Antilla e Islantilla acogen a cientos de pacenses cada vez que el sol aprieta. Estos días anda revuelta a cuenta de un extraño invitado. El Consejo Superior de Investigaciones Científicas quiere desentrañar la identidad de un animal marino, que apareció en las inmediaciones del Hotel Tui Family Life, en la conocida como playa del Poniente de Islantilla.

A la Mancomunidad de Islantilla no les ha llamado tanto la atención y han enterrado al animal al lado de donde apareció. Indican a HOY que el cuerpo estaba en avanzado estado de descomposición. Consideran que debe ser un tipo de tiburón y afirman que han aparecido animales similares en otras ocasiones.

Pero lo cierto que los investigadores del CSIC están intrigados. Todo comenzó el jueves por la mañana, cuando un paseante se topó con el esqueleto de un animal grande junto a la orilla. Le hizo unas fotografías y se la envió a través de las redes sociales a La Casa de la Ciencia de Sevilla, donde se han puesto manos a la obra para aclarar el misterio.

Cádiz y Vigo

Desde este organismo dependiente del CSIC enviaron las fotografías a los investigadores de los institutos de Ciencias Marinas en Cádiz y Vigo. La identificación no es fácil a simple vista por el mal estado en que se encuentra el cuerpo debido al tiempo que lleva muerto y a la fuerza de las corrientes que lo han llevado hasta la playa. Pero descartan que pueda tratarse de una ballena, que fue una de las primeras opciones que barajaron quienes descubrieron al animal por primera vez. El motivo es que «las ballenas tienen la aleta caudal horizontal y el final de su columna vertebral no es tan fino como el rabo que tenía ese cadáver».

Los expertos apuntan que podría ser un «Regalecus glesne», llamado pez remo gigante, que llega a medir 17 metros. Pero advierten que en estos momentos son conjeturas. Sin pruebas de ADN no pueden determinarlo científicamente, algo que tendrá que hacer un ictiólogo. Se han dirigido al Ayuntamiento de Isla Cristina para ello, aunque realmente esta playa depende de la Mancomunidad de Islantilla.