El alcalde de Guadiana del Caudillo ve sectaria la comisión de la Diputación sobre vestigios franquistas

El alcalde de Guadiana del Caudillo, Antonio Pozo, en su despacho con el catálogo de vestigios/HOY
El alcalde de Guadiana del Caudillo, Antonio Pozo, en su despacho con el catálogo de vestigios / HOY

Antonio Pozo cree que se pretende «acosar, amedrentar y amenazar» a los ayuntamientos que no piensan como el presidente de la institución provincial Miguel Ángel Gallardo

EFE

El alcalde de Guadiana del Caudillo, Antonio Pozo, considera que la comisión de expertos de la Diputación de Badajoz sobre los vestigios de la guerra civil y la dictadura, es una comisión «arbitraria, sectaria, socialista y política», con la que se pretende «acosar, amedrentar y amenazar» a los ayuntamientos que «no piensan como el presidente de la institución provincial».

«Por ejemplo, si te llamas San Francisco en honor de Francisco Franco pero eres gobernado por un socialista (de Olivenza) se permite que se redefina el nombre del pueblo para mantenerlo, pero si te llamas Guadiana del Caudillo y el Consistorio lo gobierna uno del PP, se debe cambiar el nombre del municipio», ha criticado Pozo.

En un comunicado de prensa, ha lamentado que el presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, utilice así una comisión «arbitraria, a su voluntad», para enviar cartas con varios tipos de acciones respecto a la Memoria Histórica, siempre en función del «capricho» de Gallardo.

Más información

Al Consistorio de Guadiana del Caudillo se le ha requerido quitar parte del nombre del pueblo («del Caudillo»), el escudo de la fachada y la placa conmemorativa de la inauguración del municipio.

Los servicios jurídicos del Ayuntamiento trabajan ya para responder al «atropello, abuso y arbitrariedad» del presidente de la Diputación, pues en «un Estado de derecho no se pueden permitir acciones persecutorias como las que lleva a cabo Miguel Ángel Gallardo».

Además, ha recordado que el Consistorio de este municipio fue «el primero de España» que aprobó un catálogo de vestigios, sin que haya sido impugnado por ninguna administración ni vecino dentro del plazo legal correspondiente.

Antonio Pozo ha asegurado también que la Ley de Memoria Histórica «no habla solo de un bando», pues establece que la retirada de escudos, insignias, placas o menciones conmemorativas «no será de aplicación cuando las menciones sean de estricto recuerdo privado, sin exaltación de los enfrentados».

Sin embargo, ha dicho, la comisión de expertos de la Diputación de Badajoz «solo ha examinado a los de una parte de los enfrentados», dejando que «los otros puedan exaltar, con sus menciones, en cuantas placas y mausoleos existen de ese tipo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos