«Acompaño a mi mujer al aparcamiento de Menacho porque le da miedo ir sola»

«Acompaño a mi mujer al aparcamiento de Menacho porque le da miedo ir sola»
Pakopí

Los usuarios del parking denuncian inseguridad, suciedad, robos y personas que se cuelan a dormir o a hacer botellón por las noches

NATALIA REIGADASBADAJOZ.

Israel Rodríguez madruga para bajar a las siete de la mañana con su mujer y acompañarla a coger su coche. A ella le da miedo entrar sola en el parking de Menacho, donde son propietarios de dos plazas en la planta más subterránea. En ese nivel y en las escaleras de acceso, los usuarios se han encontrado indigentes durmiendo, han sufrido robos en sus coches, han visto jóvenes de botellón o manteniendo relaciones sexuales, ratas y mucha basura acumulada.

Estos problemas se dan, según los propietarios de plazas, desde hace dos años, cuando la empresa gestora cambió. Ahora el parking depende de Empark, la misma sociedad que lleva el de San Atón. Los afectados denuncian que se ha reducido la vigilancia y el mantenimiento drásticamente. Por ello piden al Ayuntamiento de Badajoz que intervenga, ya que el edificio pertenece a Patrimonio.

Lo peor, añaden, es la inseguridad. «El parking está abierto siempre y sin personal por las noches, puede entrar cualquiera e invita a entrar porque tiene muchos accesos. La gente tiene miedo de encontrarse a alguien y que pase algo. Ya entraron a robar en los coches», denuncia Israel Rodríguez, el portavoz de una plataforma que reúne a 60 propietarios de plazas de aparcamiento.

En febrero, 15 coches sufrieron robos en este parking y la empresa gestora tuvo que indemnizar a los propietarios por los daños que sufrieron los vehículos. Recientemente una vecina se encontró jóvenes que hacían botellón en Memoria de Menacho y entraban y salían al parking por la noche. Intentó grabar la escena para denunciar que entraban libremente y se produjo un enfrentamiento. También hay vecinos que se han encontrado jóvenes manteniendo relaciones sexuales dentro de estas instalaciones.

Además de la inseguridad que alegan los vecinos, esto provoca que el aparcamiento se llene de basura. Hay bolsas, botellas, cristales y plásticos por todas partes. La escalera lateral es la más afectada. Por esta zona entran los jóvenes desde la plaza y el suelo está negro por la suciedad. También pueden verse ratas en las paredes del baluarte que rodean el parking.

Los baños son otro problema. Se cuelan usuarios a todas horas y los clientes denuncian que la limpieza es nula o insuficiente. El mal olor es patente. Además de la falta de limpieza, los afectados también denuncian que no se reparan los desperfectos. Por ejemplo, la rampa de entrada está deteriorada e incluso hubo un coche que sufrió daños en una rueda. Tampoco se sustituyen los carteles rotos.

Alquilar una plaza en el parking de Menacho supone 60 euros al mes. La plataforma de afectados alega que muchos inquilinos han renunciado a sus sitios y se han buscado una alternativa. El mayor problema lo tienen los propietarios, como Israel Rodríguez. Este pacense explica que pagó 15.000 euros por cada una de sus dos plazas. Tiene una concesión por 75 años, es decir, podría utilizar estos espacios hasta 2073. Además, cada mes, debe pagar 25 euros de mantenimiento.

El pago por mantenimiento es uno de los asuntos que más indigna a los afectados. Por esa razón muchos de ellos han acordado dejar de pagarlo. La empresa podría entonces cerrarles en acceso al parking, pero han tomado esta decisión porque la empresa responsable, alegan, ha incumplido sus compromisos, por ejemplo, garantizar que el parking quede cerrado por la noche.

En los dos años de reclamaciones, los vecinos han escrito en dos ocasiones al Ayuntamiento de Badajoz para que intervenga. Israel Rodríguez dice que les consta que los responsables municipales pidieron informes a la empresa gestora, pero que no se han puesto en contacto con los vecinos. Ahora han enviado un tercer escrito en el que insisten en que el Consistorio se implique y además piden una reunión.

Dos años de conflictos

El parking de Menacho abrió sus puertas en 2002 gestionado por la empresa pacense Construcciones Calle Menacho. Eran empresarios de esta calle comercial los mismos que gestionaban el aparcamiento. Lo hicieron durante 15 años. Los usuarios explican que había cinco operarios que daban servicio las 24 horas y tres empleados que se ocupaban de la parte administrativa. «Hoy trabajan dos personas y no están siempre, claro», detalla Rodríguez.

En marzo de 2017, el grupo Empark, que ya gestionaba San Atón, se quedó con el parking de Menacho. Entonces aseguraron que se mantendrían los ocho empleos y las mismas tarifas. Las primeras quejas llegan a finales de se mismo año cuando los propietarios ya denuncian abandono e inseguridad.

Un año después se produjeron los robos en vehículos y los propietarios exigieron que el parking volviese a cerrarse por la noche. Empark les prometió, según aseguran, que lo haría. No se comprometieron a recuperar el personal 24 horas, pero indicaron que clausurarían las instalaciones y solo se podría acceder con tarjeta a esas horas. Así mismo aseguraron que arreglarían los desperfectos de la rampa de entrada. «No se ha cumplido nada en estos meses y la situación, en lugar de mejorar, está empeorando. Ahora hay gente durmiendo dentro y cada vez está más sucio», se lamenta Rodríguez.

HOY ha preguntado a Empark por las quejas de los usuarios, pero no ha obtenido respuesta.