Un accidente radiológico simulado en la frontera pone a prueba a medios lusos y españoles