Dos biólogos proponen que el parque Ascensión sea un centro de turismo ornitológico

Ignacio García Hermosell es uno de los biólogos que ha elaborado la propuesta. :: j.v.arnelas/
Ignacio García Hermosell es uno de los biólogos que ha elaborado la propuesta. :: j.v.arnelas

Su idea es recuperar el jardín y aprovechar su infraestructura para hacer un espacio de recepción de visitantes y educación ambiental

MIRIAM F. RUA

Ignacio García Hermosell y Álvaro Pérez Marco son dos biólogos pacenses que han elaborado una propuesta para desarrollar el potencial de Badajoz como destino de turismo ornitológico, una idea que está en sintonía con lo que ha vendido el Ayuntamiento este año en Fitur pero que, a día de hoy, ni tiene infraestructura ni producto que ofrecer a los potenciales visitantes.

Su propuesta llega como agua de mayo a la vista de dos datos reveladores: la referencia europea del turismo de avistamiento de aves es Extremadura y Doñana, y Badajoz es una de las pocas ciudades europeas que tiene en su tramo urbano una Zona de Especial Protección de Aves, el azud del Guadiana, con una riqueza avifaunística que pide a gritos que se aproveche. Hay una tercera clave y es que el aviturismo mueve actualmente en la región seis millones de euros anuales con enclaves como Monfragüe, Cornalvo o el embalse de Orellana. En esta tarta, Badajoz sigue sin porción.

La idea de estos pacenses es hacer un centro de turismo ornitológico en el parque Ascensión, el centenario jardín privado de la margen derecha que está frente al hospital Infanta Cristina. De hecho, su propuesta la presentaron ayer bajo el paraguas de la plataforma ciudadana Salvar el parque Ascensión.

«Nuestra propuesta consiste en que se haga un centro de interpretación de la ZEPA Azud del Guadiana, que sirva también como espacio de recepción de visitantes aprovechando las infraestructuras que hay en el parque», explica García Hermosell.

Su propuesta es más ambiciosa porque quieren que, de esta manera, el jardín -hoy de propiedad privada- se recupere, se incorpore a la red de parques de la ciudad y se convierta en una herramienta de educación ambiental.

«El parque Ascensión es un sitio precioso, porque aunque ha perdido mucha cubierta vegetal sigue siendo espectacular, y con su recuperación podría servir de centro de educación ambiental, con rutas interpretativas para colegios e institutos, espacio de prácticas universitarias y rutas turísticas de naturaleza. Sería hacer del jardín el centro neurálgico del turismo ornitológico en Badajoz», detalla el biólogo.

La propuesta de que este centro vaya en el parque Ascensión responde a varias razones. La primera es el propio valor histórico, artístico y paisajístico de este jardín romántico de principios de siglo XX, cuyo diseño se cree que lo firmó Jean Claude Nicolás Forestier, el mismo que ideó el parque sevillano de María Luisa. La segunda es que está cerca del río y la tercera es que está muy bien comunicado con la autovía. Una combinación que, para los biólogos, facilita su conversión en un producto de turismo ornitológico. «Sería una oportunidad muy buena para dinamizar la orilla derecha del Guadiana y toda la ciudad porque su efecto se sentiría más allá del parque, sería un acicate para la economía local», prevén.

Su propuesta contempla la recuperación integral del parque, del que hoy quedan unas dos hectáreas, así como su estructura original. El primer paso sería la catalogación de la flora y fauna del jardín, ya que si bien se han estudiado los árboles, también hay flores y especies arbustivas muy interesantes, en opinión de García Hermosell.

Para hacer el centro de interpretación de avistamiento de aves y de recepción de turistas, proponen la casa de los guardas. Esto se completaría con una red de observatorios en zonas estratégicas en las márgenes del Guadiana. «Somos unos privilegiados de tener en medio de la ciudad una zona ZEPA tan rica en fauna como el azud, que no está explotado turísticamente y que incluso es muy desconocido para los ciudadanos», valora el biólogo.

También contemplan recuperar el estanque del jardín, hoy seco, para que sirva de ejemplo de los ecosistemas acuáticos de Extremadura, con la introducción de especies autóctonas.

Para convertir su propuesta en proyecto, la próxima semana se la presentarán de forma oficial a los cuatro grupos municipales. La primera condición para que vea la luz el proyecto es la modificación del Plan General Municipal, que tendría que sacar las parcelas del jardín del proyecto urbanístico previsto. Además, se lo enviarán a la Junta de Extremadura. Por su parte, según García Hermosell, el dueño del jardín ve con buenos ojos la idea.

«Nos gustaría contar con el compromiso de las instituciones porque creemos que la idea es buena, el sitio y el momento son buenos y con esta solución todo el mundo saldría ganando, especialmente la ciudad de Badajoz», concluye.

 

Fotos

Vídeos