La planta baja del Hospital Provincial se integrará en San Atón y Minayo

Un trío del Conservatorio amenizó la presentación, a la que acudieron muchos pacenses. :: pakopí/
Un trío del Conservatorio amenizó la presentación, a la que acudieron muchos pacenses. :: pakopí

La Diputación invertirá un millón de euros entre este año y el próximo para que los transeúntes atraviesen el edificio

ROCÍO ROMEROBadajoz

Que los pacenses puedan cruzar el Hospital Provincial de un lado a otro, integrarlo en el camino diario. Que deje de ser un edificio noble que los viandantes miran con algo de indignación por su cierre y con muchos interrogantes sobre su futuro. En definitiva, que el hospital de San Sebastián se abra a los ciudadanos y que estos los incorporen a su día a día.

Ese es el objetivo del primer millón de euros que la Diputación va a invertir entre este año y el próximo. Ese dinero se dedicará a abrir la planta baja para que los transeúntes por la plaza de San Atón y la calle Pedro de Valdivia no tengan que rodear el edificio. Además de abrir los accesos, se colocará el mismo pavimento que en estas vías para crear sensación de continuidad en los peatones.

Ese es el primer paso que recoge el Plan Director para recuperar el edificio y que fue presentado ayer en su interior. La idea es que sirva de impulso para el resto de la recuperación.

La rehabilitación completa está calculada en 22 millones de euros, por lo que se hará por fases, está abierta a la iniciativa privada y a inversiones de otras administraciones aún por determinar.

Una de las empresas públicas que podrían apoyar este proyecto es Mercasa, que gestiona mercados de abastos en todo el país. «No pretendemos rehabilitar el edificio en su totalidad, si no abrirlo y ocuparlo en función de las necesidades de la ciudad», reconoció ayer el presidente de la Diputación, Miguel Ángel Gallardo.

De hecho, el presidente pretende que se generen ingresos a través de los alquileres de espacios -o la fórmula administrativa que se decida- para que ese dinero se invierta en toda la provincia.

Como adelantó HOY en febrero, los usos previstos para el edificio en el Plan Director son muy amplios. Abarcan desde un área para mercado de abastos y otro gourmet, así como zonas de bares y restaurantes en la planta baja, hasta convertir la primera y segunda planta en sede de la Escuela Oficial de Idiomas o de Artes y Oficios. En la tercera planta se prevén apartamentos turísticos que se podrían destinar, entre otros, a investigadores universitarios que acudan al campus. También estudian incluir la Biblioteca Regional.

El documento se puede consultar a partir de hoy en la página web de la Diputación, donde se va a habilitar un canal para que los ciudadanos y colectivos que quieran hagan llegar sus propuestas para incluirlas en el programa. El organismo provincial lo enviará a los arquitectos redactores del plan para que lo estudien. Estos son Julián Prieto, Daniel Jiménez y Jaime Olivera.

La idea que ha defendido la Diputación desde hace unos meses es que los ciudadanos participen del destino del inmueble para evitar las polémicas que se han suscitado con otros proyectos, como El Campillo.

Lo cierto es que el futuro del inmueble genera expectación. Ayer fueron muchos los ciudadanos anónimos que se sumaron a la presentación, otros que integran colectivos y una buena representación política. Desde la senadora Carmen Pereira hasta alcaldes de pueblos, el presidente de la Junta, la delegada del Gobierno y el alcalde de Badajoz. La idea que transmitieron ayer es que las administraciones están dispuestas a colaborar para recuperar el inmueble.

El presidente regional, Guillermo Fernández Vara, insistió en esta idea y envió un mensaje al alcalde pacense en plena polémica por la intención de reducir los festivos comerciales. «En mí, querido Fran, tendrás disposición de colaboración. Lo que sea bueno para Badajoz es bueno para Extremadura», dijo. Fue Vara quien se refirió a que quizás el edificio pudiera acoger también el Museo de Ciencias.

El alcalde, Francisco Fragoso, replicó después. En declaraciones a HOY se preguntó si pueden abrir los mercados previstos y obligarles a que cierren todos los domingos. Aunque valora que la Diputación abra el plan director a la participación ciudadana.

Quien se mostró totalmente disconforme con el futuro del edificio es el portavoz de Podemos, Remigio Cordero. Lamentó que la exposición que realizaron los arquitectos fuese una «entelequia», sin desgranar los usos previstos.

Seis años cerrado

Hacía seis años que el antiguo Hospital Provincial estaba cerrado y se acaban de terminar unas obras pagadas por el Ministerio de Turismo para atender las necesidades más urgentes. Lo cierto es que si solo se miraba el patio el edificio parecía estar en buenas condiciones, ya que todas las ventanas que dan a él estaban cerradas y muchas de ellas cubiertas con visillos. Las puertas, también cerradas. Había urinarios portátiles ubicados en un lateral. Se podía ver la escalera y el patio abierto lleno de gente mientras un trío de cuerda del Conservatorio amenizaba el comienzo del acto. Así que, durante unas horas, el edificio tuvo algo de vida.