Ayuda al otro lado del teléfono

Ayuda al otro lado del teléfono

25 pacenses llaman a diario al Teléfono de la Esperanza

MARTA MUÑOZ

25 pacenses llaman a diario al Teléfono de la Esperanza. Esta es una ONG que cuenta, actualmente, con 30 voluntarios en Badajoz, y cuyo objetivo es mejorar la salud emocional de todos aquellos que lo necesiten.

Rafael Babot está a punto de cumplir un año detrás del teléfono. En este tiempo, ha aprendido que es esencial involucrarse en la labor que realizan, aunque admite que no solucionan los problemas de los que llaman, sino que les encauzan para que, por sí mismos, encuentren la respuesta.

Y entre esos problemas más comunes, según Babot, se encuentran los sentimentales. Poco entendimiento en la pareja, rupturas o sentimiento de soledad. Sin embargo, se han dado casos más graves como intentos de suicidio. Ante situaciones de este tipo, el Teléfono de la Esperanza actúa siguiendo un protocolo establecido previamente.

Laura Carrillo, que lleva varios años trabajando como voluntaria y desarrollando labores administrativas, admite que no es necesario tener una formación específica para ser voluntario. Los que deseen ayudar en la ONG, solamente deberán implicarse en un proceso formativo de escucha telefónica. También deben dejar a un lado sus propios problemas personales para evitar que interfieran en esa relación telefónica.

Tras un teléfono existe un grupo de personas dispuestas a escucharte de manera desinteresada las 24 horas del día.